El hámster

Conoce más sobre los hámsters, su hábitat, contextura, qué comen y cómo se reproducen.


Nombre científico: Subfamilia Cricetinae

¿Cuál es el hábitat de los hámsters?

La mayoría de las especies de hámsters son originarias del Medioriente, mientras que unas pocas especies tienen su origen en el sureste de Estados Unidos; son animales capaces de adaptarse con facilidad a múltiples hábitats, lo que se traduce en una gran extensión de ellos a través de la vida en acutiverio, ya sea con fines de tenencia de mascotas o como animales modelo de investigación y experimentación.

¿Cómo son físicamente los hámsters?

Los hámsters en general son animales pequeños, con tamaños y masas corporales fluctuantes según las especies, pero que en general no sobrepasan los 20 cm de envergadura y los 180 g de masa corporal en las especies más grandes (hámster dorado). Todas las especies se caracterizan por poseer como carácter diagnóstico del grupo la presencia de sacos internos en la boca, que se prolongan por las mejillas hacia los hombros, llamados abazones, donde almacenan comida y fecas, entre otras sustancias, promoviendo el desarrollo bactariano esencial en la digestión de ciertas vitaminas vitales para los hámsters. Sus pelajes son diversos, pero por lo general característicos de cada especie: amarillento dorado, para los hámsters dorados (Mesocricetus auratus), grisáceo con vientre blanco y líneas negras en el dorso, para los hámsters enanos (Phodopus campbelli), grisáceo completo en los hámsters invernales enanos (Phodopus sungorous), café, marrón y ocre para los hámsters Roborovsk (Phodopus robovorovskii) y grisáceo blanquecino en los hámsters chinos (Cricetulus griseus). Todos poseen fuertes incisivos que deben gastar ya que están en constante crecimiento, de los cuales se valen para alimentarse de semillas. Poseen patas y cola pequeños.

¿Qué comen los hámsters?

Los hámsters en vida libre se alimentan de fuentes nutricionales precarias, al habitar en zonas de esteoa y desierto, por lo que han desarrollado la adaptación de los abazones (sacos orales de almacenamiento) de las cuales se valen, junto al hábito de construir madrigueras subterráneas, para almacenar semillas y frutos secos. En tiempos de abundancia, los hámsters comen frutas y verduras frescas, tallos y hojas verdes. En cautiverio, suelen ser alimentados con pellets reforzados en vitaminas y minerales de acuerdo a sus dietas, y se les suministra agua a través de bebederos. Un mito muy arraigado respecto a estos animales es alimentarlos solo con maravillas, semillas a partir de los cuales emergen los girasoles y que son ricas en grasa vegetal. Estas semillas provocan la engorda excesiva de estos animales y alteran el metabolismo de los mismos, aumentando la incidencia de enfermedades en ellos y por ende, acortando su esperanza de vida.

¿Cómo se reproducen los hámsters?

Los hámsters son animales solitarios, y se agrupan solo en períodos donde la hembra entra en celo; cuando esto ocurre, las cópulas requieren de la receptividad de la hembra para concretar el proceso. Cuando se ha producido la ´copula y eventual fecundación, el tiempo de gestación toma solamente 16 días en promedio. Antes de parir su camada, la hembra construye nidos con palos y materiales ligeros que encuentre a su disposición (en cautiverio, los dueños de estas mascotas deben suministrar materiales de construcción de nidos a la hembra preñada, tales como ramas, aserrín, papel picado, entre otros), el cual servirá de cama y refugio a las crías, las que pueden ascender hasta las 12. Las crías nacen sin pelaje y ciegas, y es importante, cuando se encuentran en cautiverio, que no sean tocadas por nadie más que la madre (al menos hasta las primeras 3 semanas) ya que corren el riesgo de ser rechazadas por su madre, la que puede matarlas directamente o simplemente dejarlas morir de hambre. Las crías son amamantadas las primeras 3 semanas, pero a los 10 días aproximadamente ya son capaces de complementar su alimentación con comida sólida. Los machos deben ser separados de la crianza de las crías, ya que por lo general matan a las crías para forzar a la hembra a una nueva cópula. Po lo general, los hámsters pueden alcanzar a vivir como máximo 3 años.

Generalidades

Debido a su pequeño tamaño, gran capacidad de adaptabilidad y en general, a su carácter dócil y manso, los hámsters se han vuelto mascotas muy populares, aunque se deben considerar ciertos hábitos conductuales intrínsecos de estos animales al momento de adoptarlos como tal: requieren de un habitáculo definido, por lo general una jaula, la que debe estar equipada de un refugio, alimentador y bebedero, además de un suelo de material absorbente, para que estos puedan fabricar defecaderos (sitios establecidos donde orinan y dejan sus fecas). Son animales muy activos, por lo que debe considerarse siempre la tenencia de ruedas de ejercicio para que estos corran, y la incorporación de elementos duros para que puedan roer sus grandes incisivos. Los hábitos de los hámsters son principalmente nocturnos, por lo que durante el día están casi completamente inactivos y por ende pueden no ser una mascota muy atractiva para niños pequeños, además de los altos requerimientos en cuanto a responsabilidad de tenencia que implica poseerlos como mascotas.

Tabla resumen:

Nombre común Hámster
Nombre científico Subfamilia Cricetinae
Grupo (Subfilum) Vertebrata (vertebrados)
Clase Mammalia (mamíferos)
Ubicación geográfica Cosmopolitas (mascotas). Origen: Medioriente (mayoría de las especies), sur de Estados Unidos (algunas especies).