El lobo

Conoce más sobre el lobo, su hábitat, contextura, qué comen y cómo se reproducen.


Nombre científico: Canis lupus

¿Hábitat del lobo?

Los lobos presentaban una distribución espacial bastante amplia en lo que respecta a su hábitat ancestral, el cual ha sido arrebatado con el paso del tiempo y en la coexistencia con grupos competidores como el humano. Antaño, el hábitat del lobo se encontraba naturalmente distribuido en el Hemisferio Norte del planeta, extendiéndose en las regiones norteamericana, europea e islas aledañas, borde costero norte de África, Asia y el Medioriente, península índica y Japón, por lo que se les puede hallar en regiones bioclimáticas que presentan estepas, bosques, tundras y montañas.

¿Cómo son físicamente?

Similares a los perros domésticos, aunque más grandes, lo que hace pensar que estos últimos surgieron como variante evolutiva al lobo, siendo esto corroborado con análisis moleculares. Sus cuerpos están cubiertos de un denso pelaje que les permite la sobrevivencia en climas variados, lo que explica su distribución extendida. Sus dimensiones son variables dependiendo del lugar donde se ubiquen, pero en general poseen un tamaño oscilante entre los 60 a 90 cm desde los pies al lomo; su masa corporal no supera los 70 kg, y siempre debe mantenerse sobre los 30 kg para considerarlo óptimo. Están dotados de fuertes patas, las cuales los facultan para trotar a velocidades constantes por largos trechos; estas patas que terminan en garras no retráctiles. Poseen dentadura carnívora distribuida en grandes hocicos, siendo una característica distintiva de sus parientes evolutivos perros y zorros.

¿Qué comen los lobos?

Son esencialmente depredadores de tipo generalista y hábitos carnívoros, es decir, se alimentan de variadas presas entre las que se cuentan pequeños mamíferos y aves. Cuando están en contacto con asentamientos humanos, atacan a animales de corral (ovejas, gallinas, vacas, patos) para alimentarse.

¿Cómo se reproducen los lobos?

El tiempo de gestación de los lobos fluctúa en un tiempo crítico de 60 días (2 meses), donde las hembras paren un máximo de 4 cachorros por camada, completamente dependientes de su madre, por lo que los cuidados de la madre en aquella etapa y hasta unas 7 semanas de nacidos aproximadamente. Al momento de nacer las crías son ciegas y sordas, por lo que se refugian junto a su madre dentro de madrigueras construidas por ellas. Cuando ya han desarrollado sus sentidos a óptimo, dejan la madriguera e inician recorridos de reconocimiento exploratorio, fortaleciendo así la independencia de las crías. El cuidado de los pequeños lobos obedece a una conducta de manada, donde luego de ser destetados por su madre, quedan al cuidado de una hembra secundaria “nodriza” para que la madre (por lo general la hembra ala, única dedicada a la labor reproductiva en la manada) pueda retomar la dirección del grupo completo.

Generalidades

El comportamiento general de los lobos obedece a conductas de manada, donde macho y hembra alfa son los líderes de grupos constituidos varios subordinados. La jerarquía social dentro de las manadas de lobos es muy marcada, siendo la pareja alfa por lo general monógama. Las crías de la pareja alfa pueden quedarse dentro de la manada e inclusive “ascender” en rango jerárquico dentro de la misma, cuando ocurre la muerte de uno de sus progenitores, lo cual, por lo general no es disputado por los demás miembros de la manada. Por otra parte, es frecuente que varios machos juveniles sean expulsados de la manada, los que parten vidas solitarias hasta encontrar una pareja reproductiva y fundar sus propios clanes.

Tabla resumen:

Nombre común Lobo
Nombre científico Canis lupus
Grupo (Subfilum) Vertebrata (vertebrados)
Clase Mammalia (mamíferos)
Ubicación geográfica Hemisferio Norte (Norteamérica, Europa, Asia, Medioriente, India, Japón.