Los reptiles

Conoce el mundo de los reptiles, su historia evolutiva, datos curiosos de su fisiología, forma de vida y diversidad de animales que forman parte del grupo.


Generalidades

Los reptiles o saurópodos son animales que habitan generalmente medios terrestres, pero se han descubierto reptiles que actualmente habitan en medios acuáticos (las más comunes, las tortugas acuáticas), además del registro fósil que muestra que éste grupo estuvo ampliamente diversificado hace millones de años atrás (Mesozoico), existiendo reptiles acuáticos como los Plesiosaurios, Ictiosaurios y Mosasaurios, además de voladores, como los Pterosaurios. En general son organismos tetrápodos (poseen cuatro patas) y como principal adaptación del grupo se encuentra que poseen la piel cubierta de escamas queratinosas (diferentes a las de los peces u otros organismos, que no poseen dentro de su constitución escamosa a la queratina). Otras adaptaciones que posee este grupo y que surgen como innovaciones evolutivas respecto a la filogenia de otros grupos más antiguos (peces e invertebrados) es la existencia de un sistema reproductor interno con huevos protegidos por una cáscara coriácea (dura) que no permite la desecación (independencia del agua como medio reproductivo), la existencia de un sistema circulatorio doble y un sistema pulmonar bien desarrollado (independencia del agua para obtener el oxígeno para respirar).

Historia evolutiva del grupo

La historia evolutiva de los reptiles se explica como un grupo parafilético originado a partir de los primeros anfibios en el periodo Carbonífero y aumentando la diversificación en el Mesozoico, exhibiendo allí a sus representantes más emblemáticos y carismáticos, los dinosaurios. La mayoría de los reptiles se extinguió durante la extinción masiva del Cretácico-Terciario hace 65 millones de años, por o que los representantes vivos actualmente se han clasificado en las siguientes tres subclases:

  • Synapsida: “reptiles mamiferoides”. Es una subclase que no agrupa solo a reptiles, sino que agrupa a animales como los mamíferos que presentan el anexo embrionario amnios, y agujero craneal atrás del agujero orbital donde se inserta el ojo.
  • Anapsida: subclase que agrupa a amniotas que carecen de agujeros craneales, y que actualmente poseen como representantes vivos solo a los testudíneos (tortugas).
  • Diapsida: subclase que agrupa a amniotas que poseen dos pares de agujeros craneales tras la fosa orbital del ojo. Según el registro fósil de dinosarios, pterosaurios y plesiosaurios, existe una gran similitud morfológica de estos animales extintos con los actuales mamíferos y aves.

Fisiología los reptiles

Los reptiles son capaces de controlar su temperatura corporal por medio del desplazamiento hacia zonas ambientales que poseen mayor o menor temperatura (más o menos cálidas), pero no poseen las adaptaciones necesarias para controlar su temperatura corporal de manera interna. Este tipo de control recibe el nombre de animales ectotérmicos, y no se basa en un control de regulación interna u homeostático, sino más bien en un mecanismo conductual. Casi todos los reptiles son carnívoros, por lo que presentan generalmente un sistema digestivo adaptado a la digestión de carne: corto y equipado de enzimas especializadas en la digestión de este sustrato. Pueden alimentarse de una presa grande y pasar grandes periodos de tiempo sin volver a comer, ya que la carne es degradada lentamente por las enzimas digestivas de estos animales (como es el caso de cocodrilos y serpientes constrictoras). Los reptiles que son herbívoros ingieren piedras (denominadas “gastrolitos”), los cuales ayudan a moler las hojas y materia vegetal ingerida por estos animales, como es el caso de tortugas e iguanas. Las tortugas marinas y cocodrilos además usan estos gastrolitos como lastre de inmersión al momento de sumergirse en cuerpos de agua.  Los pulmones de los reptiles son esponjosos y permiten el intercambio gaseoso por medio de respiración y no a través de la piel, como es el común de los anfibios. El sistema circulatorio de los reptiles es cerrado y posee un corazón que en los grandes reptiles (cocodrilos) es tetracameral como en los mamíferos y aves. La reproducción de los reptiles es interna y ocurre por medio de la penetración de las hembras a través de un órgano intromitente similar a un pene que portan los machos. Una vez ocurrida la fecundación interna los huevos son recubiertos de sustancias coriáceas que forman un cascarón.