El Barroco

En los siglos XVII y XVIII, mientras el mundo se debate entre Protestantes y Católicos, se desarrolla un movimiento artístico y literario conocido como el Barroco.


En el siglo XVII toma se comienza a desarrollar en Europa una nueva forma de expresión artística en que con una tendencia a la exageración se representa la vida religiosa y mundana, en  forma mucho más realista que en tiempos anteriores. Se utilizan las ilusiones ópticas y los claroroscuros.

Literatura barroca

En medio de la política absolutista y la contarreforma religiosa católica, se desarrolla la literatura barroca. El escepticismo y el pesimismo son sus temáticas principales, ambientado en el mundo rural. Los españoles tienen especial renombre, con exponentes tales como la metáfora suntuosa de Luis de Góngora, el ingenio de Francisco de Quevedo, la dramaturgia Lope de Vega y también es considerado, al menos por algunos, como barroco el talento narrativo de Miguel de Cervantes.

Música barroca

La homofonía es la característica típica de la música barroca. Esta consiste en una melodía sobre una base de bajos. Los principales exponentes del período son Arcangelo Corelli, Antonio Vivaldi, Heinrich Schütz, Georg Händel y Johann Sebastian Bach.

Las estructuras musicales utilizadas por Bach se continúan utilizando actualmente al momento de hacer arreglos orquestales.

Pintura barroca

Según el lugar geográfico la pintura barroca tomó caminos diferentes, pero sin dejar de tener en común el utilizar los claroscuros y el realismo de las actitudes pintadas.

Italia

El naturalismo y el clasicismo son las características del arte barroco italiano. Lo más relevante es que la originalidad del movimiento barroco se encuentra en Italia — aunque discutido por algunos—. La mezcla de reflexión religiosa, unida a la “normalidad” de los rostros y figuras humanas, con el tratamiento del claroscuro, junto con el tenebrismo da la originalidad a sus obras. El principal exponente, por ser de los primeros y por lo tanto de los más creativos, es Michelangelo Merisi da Caravaggio. Una de sus obras fue “La decapitación de San Juan” realizada en 1607.

Fuente. descubremalta.com

La decapitación de San Juan. M. Caravaggio 1607 Fuente: www.descubremalta.com

Francia

En Francia el clasicismo llegó a ser arte oficial. Los motivos religiosos son mostrados con realismo. Los clarosocuros son puestos en “lógica”, pues dentro del cuadro se representan fuentes de iluminación, en este caso las velas. Su principal representante fue Georges de La Tour, que en su obra San José Carpintero conjuga todo lo señalado: religiosidad, la vela que ilumina eternamente y los rostros con realismo.

fuente: missionepopolare.altervista.org

San José Carpintero. G. De la Tour 1642. Fuente: missionepopolare.altervista.org

 España

Las temáticas religiosas, con realismo tenebrista, son una de las formas en que la pintura barroca se desarrolló en España, al amparo de la riqueza que por esos años pasaba ese país. Sin embargo, lentamente se fue dejando los motivos religiosos reemplazándolos por los retratos de la realeza. Su principal exponente fue Diego Velazquez. Un ejemplo de su obra es “Las meninas“, en que muestra a la familia del rey Felipe IV. Como es habitual en el barroco el centro de atención es el claro. Un detalle, el propio pintor Velazquez aparece en el cuadro, a la izquierda, luciendo su bigote característico, que tres siglos después usaría como homenaje el también pintor español Salvador Dali.

Fuente: eresmas.net

Las Meninas. D.Velazquez 1656. Fuente: agaricus.eresmas.net

Flandes

El reino de Flandes muestra en su pintura barroca un estilo dinámico, vital y lleno de colores. El desnudo, musculoso en los hombres, obeso en las mujeres es característico de esa época. Su principal exponente es Peter Paul Rubens. En su obra El Juicio de París, considera los motivos clásicos romanos. En ella Venus, Juno y Minerva son evaluadas por París para determinar cual es la más bella.

FUENTE: rtve.es

El Juicio de Paris. P. Rubens 1639. Fuente: irtve.es

Holanda

Destacan las obras tenebristas, con una penumbra difusa. El principal exponente fue Rembrandt Harmenszoon van Rijn. Su obra La ronda de la noche, pintada en 1642, fue considerada en su época como un reflejo de la decadencia del pintor Rembrandt. No obstante refleja su estilo, con un foco de atención iluminado, y personajes que contextualizan encontrándose en penumbras.

FUENTE: EMOL.COM

La Ronda de la Noche. Rembrandt 1642 Fuente: emol.com