Agustín Iturbide

Te invitamos a conocer a este líder mexicano, autoproclamado como emperador y que llegó al poder, debido a un golpe de Estado.


Biografía de Agustín iturbide

  1. Agustín Cosme Damián de Iturbide, nace el día 27 de septiembre de 1783, en  Valladolid, actual Michoacán, en México. Fue conocido también, como Agustín I y, como “el dragón de fierro”, debido a su habilidad espectacular para andar a caballo.
  2. Su padre era español y su madre, mexicana. Estudió en Michoacán y al terminar su periodo de enseñanza, ingresó al ejército del virreinato, en Calida de Alférez provincial.
  3. Como formaba parte del ejército español, no intervino en varias de las acciones bélicas que estaban realizando los mexicanos, a fin de liberarse del yugo del conquistador. No participó en la rebelión del sacerdote Hidalgo, así como tampoco, estuvo con su pueblo, durante la batalla del Monte de las Cruces, en el año 1809. Además, luchó contra la guerrilla comandada por Albino García, así como también, la liderada por Ramón Rayón. Estos enfrentamientos tuvieron lugar entre los años 1812 y 1813.
  4. En el año 1813, recibe el rango de coronel y obtiene el cargo de comandante general de Guanajuato.
  5. En el año 1816, fue culpado por malversación de fondos y abuso de poder, hechos que provocaron su salida del cargo que desempañaba en la provincia de Guanajuato.
  6. En el año 1820, queda a cargo de perseguir a los rebeldes que se encontraban al sur del país, al tiempo, que se manifestaba en contra de la Constitución, que España quería imponer en su territorio patrio.
  7. En el año 1821, reúne a sacerdotes , terratenientes y comerciantes, que estaban en contra de las ideas liberales que España quería imponerles, y redacta el llamado Plan de Iguala; en el que se expresaban tres pilares: religión, independencia y unión.
  8. En el año 1822, las fuerzas militares, le dan el nombre de “Emperador”, produciéndose un golpe militar, contra el Congreso Constituyente que se estaba formando. Ese día, pasa a llamarse: Emperador Agustín I.
  9. En el mes de octubre del año 1822, el nuevo emperador, reprimió las furias republicanas y expulsó de su cargo al general Antonio López de Santa Ana.
  10. En el año 1823, Iturbide pierde el poder, debido a un nuevo golpe, realizado por Santa Ana y Guadalupe Victoria. Dadas estas condiciones, el emperador, se ve obligado a abdicar y a restituir el congreso, que había destruido, dos años antes.
  11. Inmediatamente se fue a Italia y a Londres, intentando regresar al país, en el año 1824. A su regreso, fue tomado prisionero y fusilado.
  12. Luego de su fallecimiento, su familia se marcha a Nueva Orleans. Sus hijos, contrajeron matrimonio con gente de elevada clase social y uno de ellos, vivió en Colombia, perteneciendo al ejército de ese país.
  13. En el año 1838, sus restos mortales fueron trasladados hasta la Catedral Metropolitana, luego de darle honores. Hoy permanecen sus restos, en un aparador de cristal.
  14. Su sable, permanece hoy, en el Congreso mexicano, con un grabado, hecho con letras de oro, con los nombres  de los rebeldes que asesinó durante su carrera militar. Lo paradójico de esta situación, es que su espada descanse, en el lugar que jamás quiso formar.
  15. Su nombre, también, formaba parte de una estrofa del Himno Nacional mexicano, pero fue eliminada dicha parte de la canción, el año 1943.

Sobre el fusilamiento de Agustín Iturbide

  1. Cuando Iturbide envió una carta al nuevo Congreso, solicitando regresar a su patria, jamás imaginó, el futuro que le esperaba.
  2. Con seis balas fue asesinado, este personaje, que aún despierta fuertes polémicas entre los mexicanos.
  3. El Congreso, que aceptó su retorno, es el mismo, que había firmado una Ley ad terrorem, que consistía en que si Iturbide entraba en México, debía ser asesinado. Esta ley implicaba que Iturbide era considerado un traidor y enemigo del Estado.
  4. Lo más impactante de esta historia, es que Iturbide iba con la idea de alertar a su pueblo, acerca de un plan de reconquista, que fraguaba la Santa Alianza.
  5. Al desembarcar, fue informado de su situación, pero decidió seguir adelante, con la esperanza de revertir el hecho que se avecinaba.
  6. Finalmente, fue arrestado y llevado ante el Congreso, que ya se había reunido y considerado, que se debía aplicar la Ley.