Augusto Pinochet Ugarte

Conoce la vida del dictador chileno Augusto Pinochet Ugarte, militar de carrera, que en 1973 dio un golpe de Estado, gobernando Chile por casi 17 años.


Augusto Pinochet fue un dictador chileno que gobernó entre los años 1973 y 1990. Durante el régimen militar que lideró se realizó

Infancia y juventud

Augusto Pinochet Ugarte nació en el puerto de Valparaíso el 25 de noviembre de 1915. Su padre, Augusto Pinochet Vera y su madre, Avelina Ugarte Martínez. Su padre fue un funcionario de aduanas, tenía una buena situación económica. Augusto es el mayor entre seis hermanos. Estudió en colegios religiosos tanto de Quillota como de Valparaíso. Luego de dos intentos fallidos, logró ingresar a la Escuela Militar en 1933, a la edad de 17 años. El joven militar serviría en Concepción y Valparaíso, retornando a Santiago en 1941.

Matrimonio

En 1943 se casó con Lucia Hiriart, hija de un destacado político del partido radical. No fue fácil, su futuro suegro se oponía pues según él los militares no tenían el linaje que su hija merecía. Finalmente se impuso la voz de Lucía. Del matrimonio nacieron cinco hijos: Lucía, Jacqueline, Verónica, Augusto y Marco Antonio.

Una carrera en ascenso.

En 1945 recién ascendidó a capitán es destinado a la nortina ciudad de Iquique. En ese lugar recibió la orden del Presidente Gabriel González de restaurar el orden y detener a los comunistas, que en 1948 fueron declarados ilegales. El campo de concentración estaba al norte de Iquique, en el pequeño puerto de Pisagua. Hasta ese lugar concurrió el Senador Salvador Allende, a quien Pinochet le prohibió visitar el campo.

Entre 1956 y 1959 Pinochet fue destinado a Ecuador, donde fue profesor de la Academia de Guerra Militar. A ese país se fue con su familia, y logró establecer fuertes lazos, tanto a nivel personal, como militar. En la década de los sesenta volverá al norte de Chile, para hacerse cargo de la Sexta División del Ejército, ya tiene el rango de General de Brigada.

En 1970 es ascendido a General de División, instalándose en Santiago. Se convirtió en el más cercano colaborador del Comandante del Ejército General Carlos Prats, quien a su vez es el hombre de confianza del Presidente Salvador Allende.

En 1971 el general Augusto Pinochet debió cumplir dos importantes misiones. La primera como Jefe de Plaza en la zona afectada por el terremoto de La Ligua, al norte de Santiago. La otra, representar al ejército durante la visita del presidente cubano Fidel Castro.

El 29 de junio de 1973 hubo un intento de golpe de estado iniciado por oficiales de ejército, los cuales fueron controlados, entre otros, por el general Pinochet. Eso lo hizo ganarse la confianza del Presidente Allende. Cuando el general Prats renunció a la comandancia del ejército, el sucesor natural fue Pinochet. Así el 23 de agosto de 1973 Allende lo nombró Comandante en Jefe del Ejército de Chile.

El 11 de septiembre de 1973 se sumó al golpe de estado que habían preparado el General del Aire Gustavo Leigh y el Almirante José Merino. Su acción la justifica así: “Las fuerzas armadas y de orden actuaron sólo bajo la inspiración patriótica de sacar al país del caos que en forma aguda lo estaba precipitando el gobierno marxista de Salvador Allende”.

Durante el bombardeo a La Moneda, el presidente Salvador Allende se suicidó, tras lo cual, el poder fue asumido por una Junta Militar liderada por Pinochet. En 1974 fue nombrado Jefe Supremo de la Nación y luego, Presidente.

Presidente de Chile

En 1974 logró que se le  nombrase oficialmente Presidente de la República. Su gobierno ya había acumulado una serie de atropellos a los Derechos Humanos. Se había encarcelado a quienes habían sido partidarios de Allende. Se exiliaba, y un grupo, la DINA, de su directa responsabilidad actuaba aterrorizando a los opositores.

En 1975 echó a andar una nueva política económica que se le conocería como neoliberalismo. Se privatizaron empresas del Estado, muchas veces vendidas a precios muy bajos.

En 1978 Augusto Pinochet debió enfrentar la crisis con Argentina por los límites al sur del canal Beagle. Casi hubo guerra, pero la mediación Papal resolvió el problema en el año 1984.

En 1980 con un poco transparente plebiscito se aprobó una nueva Constitución Politica,  la cual desde entonces ha sido cuestionada en cuanto a su legitimidad.

En 1982 una grave crisis económica, con cesantía cercana al 30%, deja al descubierto las graves fallas de la economía del gobierno. Los préstamos de los bancos a sus propios dueños desencadena una eventual quiebra del sistema financiero. Pinochet decidió comprar las deudas privadas y que estas se convirtieran en del Estado. Se evitó la quiebra, pero el Estado quedó muy endeudado.

En 1983 Augusto Pinochet debe enfrentar fuertes manifestaciones en su contra, las cuales se prolongarían, con mayor o menor intensidad hasta el final de su mandato.

En 1986 se produce un atentado contra la vida de Augusto Pinochet, el cual es realizado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez; quienes cuentan con el apoyo del Partido Comunista. Una fuerte represión se produce en respuesta.

En 1988 Augusto Pinochet es nombrado candidato único, de acuerdo a un artículo transitorio de la Constitución Política. En caso de ganar gobernará otros ochos años. El plebiscito, realizado el 5 de octubre da por ganadora a la opción por el No, por lo tanto debió dejar el cargo de Presidente en marzo de 1990.

Los últimos años.

En 1990 Augusto Pinochet ya no es Presidente, pero sigue en la Comandancia del Ejército, cargo que ejercerá hasta 1998. Durante este periodo utilizará a las Fuerzas Armadas en dos acciones: el ejercicio de enlace y el boinazo. En ambos casos fue para detener acciones legales de parte del Estado en su contra.

En 1998 Augusto Pinochet, ya retirado del ejército, asume su derecho a convertirse en Senador Vitalicio, tal cual lo establecía la constitución en esa época. No duró mucho, pues durante un viaje a Inglaterra es detenido, permaneciendo un año y medio con arresto domiciliario. Liberado por razones de salud a principios del año 2000 regresa a Chile.

En sus últimos años de vida debió enfrentar las querellas criminales en su contra. Aunque fue protegido por ser declarado enfermo con demencia senil, de todos modos fue desaforado, lo que significa que podía ser juzgado por graves violaciones a los Derechos Humanos. Sin embargo, antes que eso ocurriese, Augusto Pinochet muere el 10 de diciembre del 2006. Tenía 91 años, recibió honores fúnebres sólo como Comandante en Jefe del Ejército.