Bernardo O’Higgins (1778 – 1842)

Bernardo O’Higgins nació el 20 de agosto de 1778 en Chillán Viejo. Hijo de don Ambrosio O’Higgins y doña Isabel Riquelme.


Sus primeros estudios los realizó en el Colegio de Naturales en Chillán y posteriormente en el Colegio de San Carlos en Lima. En 1794 fue enviado a España, a Cádiz, y a los pocos meses se fue a Inglaterra.

Regresó a Chile el 6 de septiembre de 1802 al recibir la noticia de la muerte de su padre en Lima. Su padre al morir testó a su favor la Hacienda de Las Canteras, a esta propiedad dedicó los próximos años, sin descuidar su disposición al servicio público. En 1806 fue Alcalde de Chillán y en 1810, Subdelegado de la Isla de Laja.

En Chillán formó un cuerpo militar de insurgentes. En 1813 los realistas se vengaron de su participación en los movimientos de emancipación, quemando las casas de su hacienda, talando sus campos y tomando prisioneras a su madre y hermana.

En el sitio de Chillán se presentó ante el Comandante en Jefe con 1.400 soldados instruídos por él.

Ingresó al ejército bajo las órdenes de José Miguel Carrera a quién sucedió en el mando, como Comandante en Jefe del Ejército.

El 16 de febrero de 1817, después del triunfo patriota en la Batalla de Chacabuco, el Cabildo abierto proclamó a Bernardo O’Higgins como Director Supremo.

Es en la dirección suprema de la nación donde O’Higgins se revela como un gran estadista al organizar el gobierno en lo jurídico, educacional, cultural y material y al reglamentar sus funciones, imponer tributos, y adaptar las leyes de instituciones del régimen colonial, al principio republicano para establecer un sistema social sobre bases más humanas e igualitarias.

Promovió la creación de Colegios, Bibliotecas, Hospitales, Cementerios y planificó la urbanización de las ciudades. Dispuso la reapertura del Instituto Nacional, fundó la Biblioteca Nacional, ordenó componer la nueva canción nacional y el Escudo de Armas de la República, fundó la orden al mérito que reemplazaría los títulos de nobleza que fueron suprimidos.

Creó la Escuela Militar y la Academia de Guardiamarinas, la primera Escuadra Nacional, la Comandancia de Marina, la Comisaría de Marina, la Infantería de Marina y los Arsenales Navales.

Obtenida la independencia del Perú, y habiendo sucedido algunos hechos que empañaron su gobierno, como el fusilamiento en Mendoza de los hermanos Juan José y Luis Carrera Verdugo, el 8 de mayo de 1818, el asesinato de Manuel Rodríguez Ordaiza, el 26 de mayo de 1818, el fusilamiento en Mendoza de José Miguel Carrera Verdugo, el 4 de septiembre de 1821, la arbitraria política del Ministro Rodríguez Aldea y de la Logia Lautarina, los roces con los otros poderes del Estado, entre otras causas, determinaron el levantamiento de las provincias pidiendo su dimisión como Director Supremo.

Bernardo O’Higgins Riquelme abdicó como Director Supremo el 28 de enero de 1823, entregando el poder a una Junta de Gobierno.

Posteriormente se trasladó al Perú arribando a El Callao el 28 de julio de 1823. Exiliado voluntariamente, aceptó el retorno a la Patria que le ofreció el Presidente Manuel Bulnes Prieto

Falleció el 24 de octubre de 1842.

El 11 de enero de 1869, Chile repatria los restos de su hijo ilustre trayendo sus restos desde el puerto de El Callao, para ser sepultados en el Cementerio General.

En 1979 fueron trasladados al Altar de la Patria donde su urna permanece cubierta por la bandera nacional y alumbrado por la llama de libertad.

Bibliografía

Armada de Chile.