Joseph Stalin

Conoce los aspectos fundamentales de la vida del dictador soviético Joseph Stalin.


Joseph Stalin fue un dictador soviético de origen georgiano que gobernó la URSS. Estableció un sistema totalitario y personalista de gobierno. Su política permitió que la URSS se convirtiera en una de las potencias mundiales del siglo XX.

Antecedentes

Jossif Vissariónovich Dzhugashvili o Joseph Stalin nació el 21 de diciembre de 1879 en Gori, Georgia.  Su padre fue un zapatero pobre y alcohólico que vivió en la zona caucásica de Georgia, que formaba parte de la Rusia zarista. Ingresó a la escuela religiosa de Gori, donde aprendió el ruso.

Posteriormente su madre lo envío al Seminario Ortodoxo de Tiflis, con la intención de darle educación religiosa. Allí recibió instrucción en teología y durante este tiempo pudo acercarse a la obra de Karl Marx. Debido a sus ideales revolucionarios fue expulsado.

Primeros años en la política

Consecutivamente se unió a los socialistas rusos que luchaban contra el régimen zarista y ejerció labor propagandista entre los trabajadores de los ferrocarriles de Tbilisi. En 1902, es detenido siendo encarcelado durante un año. Antes de ser enviado a Siberia huyó en 1904.

En 1903, el Partido Socialdemócrata ruso se divide. De esa escisión surge la facción bolchevique liderada por Lenin, a la cual se uniría.

En 1910, adoptó el nombre de Stalin que significa hombre de acero. Lenin lo nombró miembro del Comité Central del partido en 1912. Al año subsiguiente, comenzó a editar el periódico del partido, Pravda (Verdad).

En 1917, tras la Revolución Bolchevique retornó a San Petersburgo y retomó su labor como editor del periódico Pravda. Junto a otros connotados políticos soviéticos aconsejó a Lenin en los primeros años de gobierno soviético y durante la Guerra Civil que debieron enfrentar posterior a la Revolución Bolchevique.

Ascenso al poder

En 1922, se convirtió en Secretario General del Partido Comunista. Tras el fallecimiento de Lenin, con quien tuvo serias diferencias en sus últimos tiempos, se une a Grígori Zinóviev y a Kámenev para crear un triunvirato que gobernaría.

Se enfrentó políticamente al principal candidato en la sucesión de Lenin, Trotsky, con quien tuvo sendas diferencias ideológicas y al que envío al exilio en 1929. Logró hacerse con el poder, tras utilizar todas las herramientas a su haber para conseguirlo.

Estableció una cruel dictadura unipersonal, tras lograr deshacerse de sus contendores políticos, de quienes tomó parte de su ideario político.

Política económica.

Hacia 1920, la productividad del campo ruso había ido en franco descenso. Como respuesta a esta situación, Stalin en 1929 estableció un programa de colectivización acelerada, que perjudicó a los grandes propietarios de la tierra (kulaks), quienes experimentaron la persecución y deportación como consecuencia de la aplicación de esta política.

Paralelamente Stalin fomentó el desarrollo industrial soviético, que a partir de 1930 tuvo bastante éxito. Gracias a su política económica, la URSS logró posicionarse como potencia mundial.

Terror político

Durante el gobierno de Stalin existió una campaña de terror político, del cual fueron víctimas los disidentes y opositores del Régimen Soviético.  Las víctimas de esta política de Estado fueron enviados a campos de trabajo forzado.

Muchos de sus rivales políticos fueron víctimas de purgas o como Zinóviev o Kámenev que fueron enjuiciados y posteriormente condenados a muerte.

Durante la II Guerra Mundial, los prisioneros liberados de los campos de concentración nazi fueron enviados a los campos de concentración soviéticos, conocidos como Gulag. La cifra de las personas víctimas de la represión soviéticas alcanza varios millones.

Expansionismo soviético

Participó en diferentes conferencias internacional como las de Teherán (1943), Yalta (1945) y Potsdam (1945), donde consiguió gran reconocimiento mundial.

Extendió el dominio soviético en varios de los países liberados  tras la II Guerra Mundial por el ejército soviético. Muchas de estas naciones, establecieron las denominadas democracias populares, como lo fue la parte oriental de Alemania.

Muerte

Stalin falleció en Moscú, el 5 de mayo de 1953, debido a una apoplejía derivada de una hipertensión.

Su cuerpo fue embalsamado y colocado en un mausoleo junto a Lenin hasta 1961, cuando fue retirado y derivado al exterior de la muralla del Kremlin. Esta decisión respondió a una política de desestalinización de la URSS.