Nicola Tesla

El inventor de la corriente eléctrica alterna, Nicola Tesla, fue un creador a quien otros inventores le quitaron sus méritos, fortuna y fama.


El 10 de julio de 1856, en Smiljan, entonces Imperio Austro-Húngaro actual Croacia, nace Nikola Tesla. Su madre era analfabeta, pero su memoria era muy buena, siendo capaz de recitar largos pasajes bíblicos. Su padre era sacerdote de la Iglesia Cristiana Ortodoxa Serbia. Con sus hermanos vivían cómodamente. Estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Graz, pero nunca se licenció. Tesla era más bien un autodidacta. Su memoria fotográfica, herencia de su madre, le permitía aprender y recordar todo lo que decían los libros. Sus habilidades mentales le permitían diseñar en su cerebro todo un aparato y luego fabricarlo sin necesidad de recurrir a planos.

Su paso por Hungría

A los 23 años se fue a vivir a Budapest, en la actual Hungría. Allí trabajó en una compañía de telégrafos. Junto con Nebojsa Petrovic diseñó turbinas para producir corriente eléctrica continua. En 1881 instaló el primer sistema telefónico de Budapest. Un sencillo aparato fue inventado por Tesla en esos días: un altavoz.

Su paso por Francia

Su estadía en Francia en 1882 fue para trabajar como ingeniero en la Continental Edison Company. Comenzó a desarrollar ideas a partir del campo magnético rotativo. Su prestigio en Europa era tal que se le recomendó para ir a trabajar con Thomas Edison.

Su vida en Estados Unidos

En el taller de Edison

En 1884 Thomas Edison contrata a Nicola Tesla como ingeniero eléctrico, uno más de la Edison Machine Works. Sin embargo, pronto se convirtió en el que resolvía los principales problemas.

Con un pago semanal de 18 dólares (lo que equivale a 400 actuales) Tesla rediseñó los generadores eléctricos de Edison. Cuando pidió un aumento a 25 dólares a la semana ( 550 actuales) y le fue negado, renunció.

Su propia compañía

En 1886, a la edad de 30 años Nicola Tesla funda la “Tesla Electric Light & Manufacturing”. Sin embargo, los problemas con sus inversionistas lo alejaron de su propia empresa. Continuó trabajando en su proyecto de corriente alterna, logrando el primer motor de tal característica en 1887. En 1888 se integró a “Westinghouse Electric & Manufacturing Company”, donde comenzó a trabajar en sistemas polifásicos para transmitir corriente alterna a larga distancia. Continuó después con el perfeccionamiento del uso de los rayos X, percatándose de los daños que estos provocaban sobre la piel en una exposición continua.

En 1891 propuso un sistema mundial de transmisión eléctrica sin cables. Para ello se utilizaría la conductividad natural de la Tierra. Esto nunca ha sido llevado a la práctica. En Nueva York trabajó en un proyecto de resonancia mecánica, provocando grandes molestias a sus vecinos, y de haber continuado pudo haber dañado estructuralmente los edificios cercanos.

Corriente alterna

En 1893 su invento de la corriente eléctrica alterna ya estaba desarrollado lo suficiente, por lo tanto fue demostrado en la Exposición Universal de Chicago. Nicola Tesla y el dueño de la compañía para quien trabajaba George Westinghouse. Quedó en claro entonces que la corriente continua de Edison era inferior a la corriente alterna de Tesla. Sin embargo por varias décadas Edison intentó demostrar que la corriente eléctrica era muy peligrosa, sin embargo en el uso práctico cotidiano se demostró que era muy segura (siguiendo las normas pertinentes).

Transmisión electromagnética

En 1893 Tesla hizo una transmisión de energía electromagnética sin cables. Es la base del radiotransmisor. En 1943 la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció a Tesla como inventor de la transmisión de radio, y no a su rival tecnológico Guglielmo Marconi, quien por décadas fabricó radiotransmisores.

Muerte y mito

Tesla no tenía ambiciones empresariales. Sus inventos eran fácil presa de otros científicos. Su vida era célibe, y había dejado el cristianismo ortodoxo, acercándose más al budismo. En consecuencia sus últimos años de vida fueron solitarios y en la pobreza. Murió solo, viviendo en una pieza. Trabajando en la transmisión inalámbrica de energía, que de resultar llegaría a los hogares en forma gratuita, como las ondas de radio.

El 7 de enero de 1943 murió en Nueva York. Tenía 86 años.