Oscar Wilde

El irlandés Oscar Wilde fue un escritor que mezclaba la ironía y la crítica a la sociedad británica, en que la desigualdad y el prejuicio eran la forma de vivir.


Primeros años

Infancia

El 16 de octubre de 1854, en la ciudad de Dublín, en Irlanda cuando era parte de la Gran Bretaña, nació Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde. Su madre era poetisa, revolucionaria feminista, partidaria de la separación de Irlanda y seguidora del terror gótico. Ella usaba el seudónimo Speranza, y su prestigio le permitía reunirse con los más destacados literatos irlandeses. Todo ello influiría en la vida literaria de su hijo. Su padre era doctor en medicina, lo que le facilitó vivir sin mayores complicaciones económicas.

Adolescencia

En 1871 la mezcla de felicidad y tristeza llegan a la vida de Oscar. Ingresa a estudiar a la Portora Royal School de Enniskillen, y por otra parte muere su hermana Isola, lo cual inspiraría sus primeros poemas.

En 1875, debido a su gran capacidad como estudiante ingresó en el Magdalen College en Oxford, donde se convirtió en un destacado poeta. Este traslado por motivos de estudio significa además abandonar Irlanda, a la cual regresaría solo esporádicamente.

En Oxford desarrolló una estética rupturista para la Inglaterra del siglo XIX. Optó por el uso del pelo largo, decoró  su habitación con plumas de pavo real, lilas, girasoles y porcelana erótica. Aunque fue rechazado por la mayoría de sus pares hombres, su estética comenzó a ser copiada por varios. Su forma de vivir “pagana” se sucedería varías veces con su formación protestante.

Ciudadano del mundo

Conferencista

Las declamaciones de sus poemas lo llevarán a Francia, Estados Unidos y Canadá. Tiene 27 años y ya es un poeta de prestigio, aunque debió enfrentar ácidas críticas. En sus conferencias dio a entender su tendencia política anarquista, afirmando que el mejor gobierno para que los artistas vivan es “ninguno”.

Su mejor época

Matrimonio y cuentos

En 1884 se casó con Constance Lloyd, tuvieron dos hijos: Cyril y Vyvyan. Comienza a publicar una serie de cuentos, entre los cuales estaba los famosos El príncipe feliz, El ruiseñor y la rosa, El gigante egoísta y varios otros.

Dorian Grey

En 1891 Wilde publica su primera y única novela: El retrato de Dorian Grey. Es un muy especial trabajo, pues inicialmente es un cuento publicado en 1890, que el mismo Wilde modifica y agrega capítulos. La novela es considerada dentro del terror gótico, en que una persona se mantiene joven mientras que su retrato se va envejeciendo. Fue controvertida en su época, pues se narra además la relación erótica entre el pintor del cuadro y el personaje Dorian.

Teatro

La carrera de Oscar Wilde derivó entonces al género dramático, escribiendo irónicas obras tales como: El abanico de Lady Windermere, Una mujer sin importancia, Un marido ideal y La importancia de llamarse Ernesto.

Época oscura

En 1891 Wilde inició un romance con Lord Alfred Douglas. La pareja homosexual se hizo inseparable, en una época en que tal forma de relación era considerada ilegal. El padre de Douglas acusó a Wilde de ser homosexual. En mayo de 1895 Wilde fue condenado a dos años de trabajos forzados por indecencia grave. Su esposa Constanza debió huir del país con sus hijos, por lo que la soledad en prisión fue completa. Es la época “oscura” de sus creaciones, como en De profundis pensada para Douglas, y Balada de la cárcel de Reading en que la poesía brota a partir de su encierro carcelario. En la obra dedicada a Douglas hace referencia a su madre, que fallece en 1896, mientras estaba en prisión. Dice …”mi madre, que actualmente está a la altura intelectual de Elizabeth Barrett Browling, e históricamente a la de Madame Roland, murió, herida en lo más hondo de su corazón, porque el hijo, de cuyo genio y arte se había enorgullecido tanto, y al cual consideró siempre como un digno sucesor de un nombre distinguido, fue condenado a trabajos forzados por dos años”…

Muerte

En su última etapa de vida no logró recuperar la popularidad anterior a su periodo en prisión. Poco antes de morir se convierte al catolicismo, en un nuevo giro a su vida espiritual. En París, Francia, fallece el 30 de noviembre de 1900. Tenía 46 años de edad.