Sigmund Freud

El austriaco Sigmund Freud creó el psicoanálisis, una controvertida nueva forma de comprender al ser humano.


Primeros años

Infancia

El 6 de mayo de 1856 nació Segismund Schlomo Freud, en Freiberg, entonces parte del Imperio Austro-Húngaro y actualmente ubicado en la República Checa. Hijo de un comerciante en lanas, su familia se trasladó a vivir a la capital Viena cuando él tenía tres años de edad. Era judío, pero no practicaba su religión.

De Segismund a Sigmund

En 1873 Freud ingresó a Universidad de Viena para estudiar medicina. Tenía solo 17 años, y quizás por el ambiente antisemita que se vivía en esos años, decidió no usar su segundo nombre (que tenía una clara asociación con el judaísmo), y modificó el primero, quedando desde entonces llamado Sigmund Freud. Como estudiante no fue el más brillante de los alumnos, pero supo aprobar todos los  ramos sin mayores problemas.

Doctor en medicina

Convertido en médico, se inició en 1883 en el Hospital General de Viena. Allí conoció a Josef Breuer, quien trataba la histeria mediante la hipnosis, haciendo recordar a sus pacientes los hechos dolorosos de su vida.

Psicoanalista

Años tranquilos

En 1885 Freud se mudó a París para trabajar con el neurólogo Jean Charcot. Especializado en los trastornos nerviosos y cerebrales, regresó a Viena para abrir una consulta privada. Su vida está en su mejor momento. Contrae matrimonio con Martha Bernays, con quien tuvo seis hijos.

Una polémica teoría

Freud comienza a desarrollar su teoría de respecto de los comportamientos humanos. Sostiene que los impulsos sexuales y agresivos son un área de permanente conflicto en la mente, enfrentándose a los controles que los reprimen. En su práctica profesional reemplazó la hipnosis y el método catárquico (de liberación de experiencias mediante muchas veces el llanto), por un sistema de asociaciones libres e interpretación de sueños. Buscaba encontrar experiencias pasadas traumáticas, que no eran recordadas, para así al tenerlas el paciente presentes con claridad, pudiese manejarlas de mejor modo. Freud sostuvo que las histerias desarrolladas por el ser humano tienen su raíz en la existencia de una sexualidad  infantil mal encausada. En términos simples, un niño intenta enamorar a su madre, y una niña a su padre. Esto fue duramente cuestionado en su época, pero hoy en día es en general aceptado.

En 1897 se comienza a analizar a sí mismo. Esto consiste en recordar su vida, interpretar cada sueño. Usándose su propia experiencia va revisando sus teorías. En el año 1900 escribe “La interpretación de los sueños”, en que relaciona cada sueño con un deseo inconsciente. Sus teorías son admiradas por muchos y rechazadas por otros tantos.

En el año 1902 Freud regresa a la Universidad de Viena, esta vez como profesor de Neuropatología. En este puesto estaría hasta 1938. Sus teorías no eran del todo aceptadas en esta Casa de Estudios, pero si tenía un amplio grupo de colegas y alumnos que estaban de acuerdo con él.

En el año 1910 Carl Jung funda la Asociación Psicoanalítica Internacional. Al principio Jung y Freud fueron grandes colaboradores, pero al tiempo desarrollaron teorías diferentes, que actualmente se les conoce “Escuelas de la Psicología”.

El yo y el ello

Tras la Primera Guerra Mundial (1914- 1918) Freud trabajó en relacionar sus teorías a la historia, el arte, la literatura y la antropología. Como resultados de sus investigaciones, publicó en 1923 el “El yo y el ello”. Su teoría establecía por lo tanto una mente dividida en tres: “el ello”, “el yo” y el “super yo”. En 1930 fue premiado en Frankfort, Alemania, por sus investigaciones.

Últimos años

En 1933 con el advenimiento del régimen nazi en Alemania, sus libros fueron quemados en ese país. Este antecedente llevó a que cuando los alemanes anexaron a Austria en 1938, Freud y su familia se refugiaran en Inglaterra. Ya estaba muy enfermo. Su adicción al tabaco le pasó la cuenta, y se le había desarrollado un cáncer de mandíbula desde 15 años antes. Fue operado unas 30 veces. A pesar de las dosis de morfina, sufría de graves dolores, que se terminaron con su muerte en Londres el 23 de septiembre de 1939.