Yuri Gagarin

El primer hombre en el espacio fue el soviético Yuri Gagarin. Su aventura se enmarca dentro de la Guerra Fría.


Primeros años.

Una Guerra y los aviones.

El 9 de marzo de 1934, en Klushino, provincia de Smolensk, entonces en la Unión Soviética, nació Yuri Alekseyevich Gagarin. Su padre era carpintero y su madre criaba animales. Estando en el primer año escolar, en 1941, su aldea fue invadida por las tropas alemanas. Pasaría dos años bajo la ocupación alemana. Su casa fue ocupada por oficiales nazis, debiendo sobrevivir en extremadamente pobres condiciones. Durante la guerra le impresionaron los aviones, incluso conoció a un piloto derribado, a quien su familia ocultó. Sus hermanos mayores fueron hechos prisioneros y esclavizados por el régimen nazi. Todos se reencontraron tras la guerra.

En 1943 el Ejército Rojo liberó la provincia de Smolensk. Estudió en una Escuela Técnica, obteniendo el título de moldeador. Hasta 1954 fue un obrero metalúrgico. La cercanía de un aeródromo a su fábrica le permitió aprender a volar.

Enamorado.

Con veinte años de edad, su vida daría entonces un giro hacía las estrellas. Ingresó al servicio militar, cumpliéndolo en la Escuela de Pilotos de Oremburgo. No solo estaba enamorado de los aviones, si no que también de Valentina Goriácheva, quien al tiempo se convirtió en su esposa. Tuvieron dos hijas: Yelena y Galina. Ellos eran creyentes, de hecho bautizó su hija mayor poco antes de su histórico vuelo al espacio.

Cosmonauta.

Rostro angelical.

En 1959, Yuri convertido ya en un piloto de caza, postula para convertirse en cosmonauta. Con su estatura de 157 centímetros era ideal para las pequeñas naves espaciales proyectadas entonces. En 1960 inicia su entrenamiento. De acuerdo a las memorias de sus compañeros en esta experiencia, Yuri desde un inicio era el candidato para ser el primero en el espacio. Cumplía con los conocimientos técnicos, fisiológicamente perfecto y, algo importante para el aparataje publicitario del gobierno, un rostro “angelical”.

El primer vuelo al espacio era toda una aventura. El jefe del programa espacial soviético Serguei Koroloiv no estaba seguro de que todo fuera a funcionar, pero se encontraba presionado por hacerlo luego. La experiencia con seres vivos había tenido éxito al enviar a las perras Belka y Strelka a orbitar la Tierra y después habían regresado sin problemas.

Vuelo orbital.

El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin se convierte en el primer ser humano en viajar al espacio y orbitar la Tierra. Fueron solo 108 minutos de viaje, y una eterna gloria. Durante el vuelo se monitoreaba su latido cardíaco. Debía hablar a través del radiotransmisor, narrando lo que veía por su ventana. Ingirió alimentos, no tanto por necesidad, dado lo corto del viaje, si no que para experimentar la deglución en un ambiente sin gravedad. El lugar del aterrizaje no fue el programado. El sistema consistía en la última etapa caer en paracaídas. Cuando unas campesinas lo encontraron le preguntaron: “¿viene del espacio?”, a lo que Gararin respondió “sí señora, pero no se asuste soy soviético”.

Símbolo patrio.

A partir de ese momento Gagarin se convirtió en un embajador de la Unión Soviética. Visitó 30 países. Mostraba gran orgullo por su nación. Cuando un corresponsal de prensa extranjero le preguntó “¿qué se siente tener asegurada una vida cómoda todo el resto de la vida?”, Gagarin respondió: “nadie en la Unión Soviética tiene una vida cómoda, todos trabajamos, incluso los héroes de la Unión Soviética”. Aun así sufrió las consecuencias de la repentina fama. Siempre intentaba seducir mujeres, lo que debilitó su matrimonio, lo que a su vez lo llevó al alcoholismo.

Se le encargó la misión de preparar a los nuevos cosmonautas. Su deseo de volver al espacio lo concreta en 1963 cuando se reintegra a las prácticas de cosmonauta. El programa espacial soviético se orientó hacia la llegada a la Luna.

Programa Lunar.

El programa espacial lunar de la URSS se fundamentó en el desarrollo de las naves Soyuz. Un compañero de Gagarin, de nombre Valdimir Komarov debe ser el primero en volarlas. Es 1967, la siempre frágil tecnología espacial, cobró la vida de Komarov. Entonces Gagarin se dedica exclusivamente a perfeccionar la Soyuz.

Muerte inesperada.

El 27 de marzo de 1968 mientras probaba un Mig-25 tuvo una falla y su avión se estrelló. Tenía 34 años de edad.