Alteraciones en los ciclos biogeoquímicos

Conoce cómo los efectos de la actividad humana pueden alterar los ciclos bioquímicos, destruyendo el equilibrio natural de los ecosistemas.


Producto del acelerado crecimiento de la actividad industrial y productiva desde el siglo XIX, el equilibrio existente entorno a los ciclos biogeoquímicos se ha visto alterado, principalmente por el abuso en la utilización de los combustibles fósiles, la deforestación y tala indiscriminada de bosques a nivel mundial, y el aumento de liberación de gases como el dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, provocando que el clima a nivel global cambie drásticamente en la forma de un aumento de temperatura exponencial, fenómeno descrito desde los años 1970 como calentamiento global.  El calentamiento global ha provocado un deshielo progresivo de polos y glaciares, fuentes de agua dulce para el consumo de todos los seres vivos, muy en particular de los humanos. También ha alterado la composición química de la atmósfera, aumentando esta su concentración en gases como los óxidos de nitrógeno (NOx) y el óxido nitroso (N2O) los cuales poseen la capacidad de retener temperatura en la atmósfera, impidiendo que el calor y radiación de la Tierra escape al espacio y por consiguiente aumentando e intensificando el fenómeno de calentamiento global. Las alteraciones climáticas globales, deshielos y cambio de la composición química atmosférica ineludiblemente alteran la dinámica natural de los ciclos biogeoquímicos, al estar estos interrelacionados con la atmósfera, hidrósfera y suelo, y junto con ellos con los ecosistemas.

Acción humana sobre los ciclos biogeoquímicos

El aumento demográfico humano ha determinado que los humanos exploten de manera desmedida recursos como los mares y el suelo. El desarrollo de tecnologías de mejora agrícola ha llevado al uso indiscriminado de fertilizantes ricos en sustancias nitrogenadas, los cuales alteran la composición del suelo y la fijación del nitrógeno. La contaminación de ríos, lagos y mares con estas sustancias ha llevado a un aumento de la población de organismos acuáticos unicelulares en un proceso conocido como eutroficación de las aguas, las que son sobreexplotadas por estos organismos hasta agotar sus nutrientes. Para aumentar los suelos aptos para cultivo y siembra, y también para solucionar el problema de espacio para la construcción de urbes humanas, se han talado grandes extensiones de bosques, lo que ha llevado a una disminución progresiva de la tasa fotosintética, es decir, de la cantidad de fotosíntesis realizada en el tiempo. Con esto se lleva a una disminución del oxígeno liberado a la atmósfera y al aumento del CO2 en la misma. La gran mayoría de las industrias ocupan como fuente energética combustibles fósiles como petróleo y/o carbón, cuyos residuos son liberados a la atmósfera bajo la forma de gases contaminantes, los que al precipitar llegan de retorno al suelo como ácidos, los que afectan directamente su composición química. Producto de la tala de bosques (es decir, eliminación de productores) muchos ecosistemas han visto modificada su estructura de organismos, disminuyendo la biodiversidad a nivel mundial; la base de los ecosistemas son los organismos productores, cualquier alteración a este nivel incide negativamente en los demás niveles ecosistémicos. La acumulación en la atmósfera de gases tóxicos industriales provoca el aumento de la temperatura a nivel global, aumentando el denominado efecto invernadero. El efecto invernadero en primera instancia provoca un calentamiento masivo de la superficie terrestre, al no poder escapar la radiación solar hacia el espacio, generando un calentamiento global, pero después de aproximadamente 50 años los científicos estiman que, paradójicamente esta acumulación de gases tóxicos provocará la disminución progresiva de la temperatura (al no poder reingresar los rayos del sol a nuestro planeta), generando un fenómeno de glaciación.

Alteración hidrológica producto del calentamiento global

Una de las alteraciones a  los ciclos biogeoquímicos que mayores problemas causa a los humanos es la alteración del ciclo del agua; la aceleración de los procesos que involucran la movilidad del agua por los ecosistemas ha llevado a:

  • Alteración de precipitaciones: aquellas zonas del planeta donde llueve poco verán incrementado este efecto, provocando sequía extrema, y por el contrario, aquellas zonas del planeta donde llueve más, también incrementarán este efecto, provocando inundaciones.
  • Baja retención de suelos: el aumento de las precipitaciones provocará un mayor lavado de los suelos, barriendo de ellos los nutrientes y dejándolos estériles para el cultivo, o por el contrario, la disminución de las precipitaciones generará desertificación al no tener los suelos una capacidad de retención mínima generada por la presencia de agua.
  • Aumento del nivel del mar: producto del aumento del deshielo de glaciares y casquetes polares muchos lugares geográficos continentales e insulares se verán sometidos a inundaciones y hundimientos, lugares en los cuales hay ciudades y asentamientos humanos actualmente construidos.