Bacterias: ecologia bacteriana

Conoce cómo las bacterias han colonizado variados nichos ecológicos a nivel global, presentando gran poder de adaptación y resistencia a antibióticos.


A lo largo de la historia evolutiva humana, hemos conquistado una serie de nichos ecológicos, desplazando completamente a organismos de sus posiciones en los ecosistemas, con la consiguiente alteración de estos y muchas veces, extinguiendo a muchos de ellos. Sin embargo, en esta suerte de lucha por los recursos y por el uso del espacio, los humanos se han visto enfrentados a “amenazas biológicas” de tamaño microscópico: bacterias y virus. Las bacterias son organismos muy adaptados a los entornos donde proliferan y tienden a consumir la totalidad de los recursos que encuentran en su entorno. Seguirán una curva de crecimiento exponencial hasta agotar todos los recursos del entorno. Una vez los agotan, pueden detener su crecimiento quedando en latencia y/o morir.

Hay factores que son considerados fundamentales para las bacterias; será el factor que se encuentre en menor proporción el que determine el tipo de curva de crecimiento bacteriano, lo que se conoce como factor limitante. El factor limitante determina el crecimiento de los organismos (incluidas las bacterias). Desde un punto de vista ecológico, cuando se multiplican y prosperan, las bacterias pueden agruparse en colonias, las que son de varios tipos:

  • Cocos.
  • Diplococos.
  • Estreptococos.
  • Estafilococos.
  • Bacilos.
  • Espirilos.
  • Vibriones.

Las bacterias están ubicadas en 2 de los 3 dominios de la vida: Eubacteria (las bacterias como tal) y Archea (organismos procariontes que poseen diferencias moleculares con las bacterias, se les considera como tal, pero estas diferencias sugieren que son evolutivamente más antiguas que estas).

Antibióticos y bacterias

Los antibióticos han sido usados desde épocas remotas (Antigua Grecia, Egipto, China, Edad Media), pero no fueron aislados hasta 1909. El primer antibiótico fue el Salvarsán (Alemania, Paul Erlich) y eliminaba con alta efectividad a la bacteria Treponema pallidum, que produce la sífilis. En la medida que las bacterias se ponen en contacto con la sustancia antibiótica, estas (mediante presión adaptativa) van generando resistencia a la sustancia antibiótica. De este modo, aquellas bacterias resistentes al antibiótico son “seleccionadas a favor” por el ambiente, heredando y transmitiendo su resistencia (a través de plásmidos). Desde que fueron creados, las bacterias se han adaptado rápidamente a la presencia de antibióticos. La siguiente tabla esquematiza esta situación:

Antibiótico

Año de lanzamiento al mercado

Año de aparición de resistencia

Penicilina

1940

1943

Estreptomicina

1947

1947

Tetraciclina

1952

1956

Meticilina

1960

1961

Ácido Nalidíxico

1964

1966

Gentamicina

1967

1969

Vancomicina

1972

1987

Cefotamixina

1981

1983

Linezolid

1999

2000

Los antibióticos pueden impedir el crecimiento bacteriano actuando de las siguientes maneras:

  • Bloqueando la transcripción del ADN bacteriano.
  • Impidiendo la unión de las subunidades ribosomales bacterianas.
  • Alterando el término de la traducción, generando proteínas truncas.