Creacionismo y fijismo

Conoce los postulados de la corriente filosófica creacionista, Teoría que explica el origen de la vida basada en un modelo fijista(la no evolución)


Los primeros intentos explicativos acerca de cómo surgió la gran diversidad de organismos en nuestro planeta establecen que todas las formas de vida fueron creadas por un ser divino, luego de que este mismo ser hubiese creado el planeta y su vecindad espacial. Todas las corrientes filosóficas que plantean este modelo explicativo reciben el nombre general de creacionismo. Algunos modelos creacionistas plantean que la vida, una vez que fue creada, fue gradualmente transformándose en formas más complejas y “perfectas” de existencia; este es el caso de lo indicado por Aristóteles en la Antigua Grecia, a través de su modelo de Scala Naturae (Escala Natural), el cual indica que los organismos “menos evolucionados, menos cercanos a la perfección” aspiran a ser como los “más evolucionados y perfectos”, estando en la cabeza esta perfección el ser humano. Hoy en día sabemos que este modelo explicativo es errado, pero es destacable la perspectiva transformista propuesta por Aristóteles, en medio de un universo cultural que plantea que todas las formas de vida fueron creadas de manera inamovible, “ya perfectas”, y que no han sufrido cambio alguno en el tiempo. El modelo creacionista que plantea esta posibilidad de “no cambio” en las formas de vida recibe el nombre de fijismo.

Fijismo como explicación de la diversidad

El fijismo en sí no es una explicación científica válida para el problema del origen de la vida y especies en nuestro planeta ya que no se sustenta en evidencia científica, sino que en supuestos preconcebidos por diversas corrientes creacionistas. La principal explicación de origen de la vida dada por esta corriente filosófica plantea que los organismos, al ser creada por un ser divino, eventualmente perfecto, no necesita ni debe ser modificada en el tiempo, ya que de ser así, la obra divina no habría sido perfecta, existiendo un problema de causalidad-efecto respecto a la perfección del creador. Las explicaciones fijistas plantean que la vida una vez creada no sufre cambios en el tiempo, se mantiene inmutable a través de las generaciones. Las primeras incongruencias de este modelo explicativo surgen al analizar y documentar el registro fósil de organismos hoy extintos como los dinosaurios: ¿por qué se extinguieron si, al igual que otros animales, fueron creados por un creador que gozaba de perfección, y por ende ellos eran perfectos? Este tipo de interrogantes resulta un escollo para los defensores del fijismo, dando muchas veces respuestas como “el registro fósil es un montaje”, “el registro fósil no corresponde a restos de organismos sino a rocas” o “el registro fósil es prueba de seres no perfectos no creados por el creador”. Sin duda el modelo explicativo fijista entra en polémica constante con las corrientes evolutivas y viceversa, contando hoy en día con muchísimos defensores a pesar de sus vacíos en cuanto a conocimiento científico.