Crecimiento poblacional

Conoce y comprende cómo aumenta la abundancia poblacional en distintas especies, de acuerdo a estrategias de crecimiento exponencial y logístico.

Los parámetros poblacionales describen cómo se comportará la dinámica poblacional de un grupo determinado en función de factores como migraciones, explotación de recursos, estructura poblacional e interacciones ecológicas como competencia y depredación. Considerando una población cerrada (es decir, no entran ni salen miembros de ella), la abundancia de esta estará determinada por:

  • La sobrevivencia de individuos que pertenecen a distintas estructuras de edades y que permanecen en el mismo nivel poblacional.
  • La sobrevivencia de individuos que pertenecen a distintas estructuras de edades y que pasan al nivel poblacional siguiente.
  • La fecundidad de individuos que pertenecen a distintas estructuras de edades y que aportan nuevos individuos al nivel poblacional inicial.

Sin embargo, en la naturaleza las poblaciones no son cerradas y son susceptibles a la llegada y salida de individuos desde y hacia otras poblaciones; la natalidad y mortalidad de individuos en función del clima, disponibilidad de recursos y otros condicionan constantemente la abundancia (N) de las poblaciones. De manera general, los procesos demográficos como los ya descritos marcan el crecimiento poblacional desde una perspectiva numérica (cantidad de individuos), y esta puede expresarse como:

N = (n - m)+ (i - e)

N: abundancia        n: nacimientos       m: muertes       i: inmigraciones       e: emigraciones

El crecimiento poblacional debe ser seguido a través de un tiempo (t) determinado, lo que se conoce como trayectoria de la población, de la cual se deduce la dinámica poblacional, evidenciando cambios entre un tiempo inicial (t) y un tiempo posterior (t + 1):

N_{\left ( t+1 \right )}= N_{t} + (n-m)+(i-e)

 N(t+1): abundancia final        N(t): abundancia inicial

Modelos de crecimiento poblacional

Considerando un tiempo determinando, las poblaciones pueden variar su abundancia ya sea aumentando y/o disminuyendo su número, o también pueden mantener el mismo. Estas fluctuaciones dependerán casi en su totalidad de las condiciones ambientales en las que se encuentren los organismos y sus capacidades innatas de explotar los recursos de su entorno, de modo que si las condiciones para la explotación son favorables, la abundancia aumentará y por el contrario, si las condiciones son desfavorables, la abundancia disminuirá. A partir de los procesos demográficos y la ecuación de trayectoria poblacional, es posible deducir mediante cálculo algebraico avanzado, tasas de crecimiento (r), a partir de las cuáles se pueden plantear modelos de crecimientos poblacionales exponenciales y/o logísticos. La ecuación general de crecimiento para las poblaciones, desde una perspectiva de la tasa de crecimiento sería:

r= (b-d)+(i-e)

r: tasa de crecimiento   b: tasa de natalidad     d: tasa de mortalidad     i: tasa de inmigración     e: tasa de emigración


El crecimiento exponencial es aquél en que las poblaciones poseen abundancia completa de recursos, los organismos de las poblaciones logran prosperar y aumentar rápidamente en número y/o biomasa, consumiendo con gran celeridad los recursos de los cuales disponen. En general, todas las poblaciones poseen un crecimiento exponencial inicial donde gozan de la completa disponibilidad de recursos en el ambiente, aunque hay organismos que mantienen este modelo de crecimiento hasta agotar por completo los recursos del entorno, lo cual suele ser catastrófico para la población completa al verse imposibilitada de seguir aumentando su abundancia y de autosustentar la que ya existe. En este tipo de modelo, la tasa de crecimiento es constante y se relaciona directamente con la abundancia, es decir, a mayor número de individuos mayor será la tasa de crecimiento y viceversa. Un ejemplo clásico de organismos que poseen este tipo de crecimiento es el de las bacterias al inicio de una etapa infectiva.

Cuando los recursos de un entorno comienzan a escasear y volverse limitados, el crecimiento se limita a un número estable, el cual es conocido como capacidad de carga (k) y es propio de cada población. Aquí, el crecimiento se limita y los organismos de la población se mantienen en valores cercanos al de la capacidad de carga. Este tipo de crecimiento es el mayoritario en la naturaleza y es conocido como crecimiento logístico.

Factores que regulan el crecimiento poblacional

Existirán una serie de factores que regulan el crecimiento de las poblaciones y condicionan modelos exponenciales y/o logísticos, siendo de manera general los factores densoindependientes (como el clima, desastres naturales) que pueden disminuir la abundancia sin importar cuántos organismos forman parte de una población y los densodependientes (como la competencia y depredación), donde el número de individuos si condicionará el crecimiento de la población. En la competencia, la abundancia de una población puede aumentar o disminuir dependiendo de recurso que esté en juego entre ambos grupos competidores, mientras que en la depredación, el crecimiento de los depredadores estará íntimamente ligado al crecimiento de las presas, de modo que una fluctuación en uno de ellos puede ocasionar efectos adversos en la otra población.