El álamo (Populus sp.)

Conoce las características principales del álamo (Populus sp.) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El álamo (Populus sp.) es un género que agrupa unas 40 especies de árboles nativos del hemisferio norte (zonas templadas), y que hoy se encuentra expandido por casi todo el mundo, siendo todas las especies presentes en el hemisferio sur introducidas. También es conocido popularmente en algunas regiones como “chopo”.

Generalidades

Las especies del género Populus son árboles o pequeños arbolillos de diverso tamaño, que pueden lograr hasta los 10 m de altura en estado natural. Pertenecen a la división Magnoliophyta, familia Salicaceae. Son árboles de tipo caducifolios es decir, renuevan sus hojas al llegar la estación fría. Presentan en general hojas de formas anchas y de crecimiento alterno, cuyos bordes pueden ser enteros (lobulados) o aserrados (dentados), siempre separadas de los tallos por largos pecíolos glandulosos, lo que le ofrece gran movilidad a la hoja (es común ver las hojas de los álamos “mecerse” en función del viento. La coloración de las hojas de los álamos varía en tonalidades de verdes, siendo característicos los tonos más claros en el envés de la hoja. El fruto de los álamos es una cápsula lampiña (sin vellosidades) de coloración verdosa que se torna oscura al madurar, dejando libres las semillas dispuestas como vilanos (estructuras especializadas en la propagación de las semillas por el viento): estos vilanos son de aspecto peloso blanquecino, lo que les da aspecto de motas de algodón, los cuales pueden ser muy abundantes durante la época reproductiva del árbol.

Ecología de la planta

La coloración de las hojas de los álamos produce un efecto de “brillo” al mecerse estas con el viento y brillar contra el Sol, dada su coloración asimétrica entre envés y revés de las hojas. Son especies cuyos requerimientos de luz son altos para lograr un desarrollo normal, por lo que no suelen crecer de manera aglomerada o formando bosques tupidos. Requieren también gran aporte de nutrientes desde el suelo, por lo que agotan los suelos en los que crecen y compiten por los mismos contra otros álamos y otras especies vegetales. Requieren de gran cantidad de agua, por lo que es común verlos prosperar en suelos aledaños a cursos de agua (ríos y riachuelos, o acequias en los campos). Esto ha permitido identificar en muchas ocasiones napas de aguas subterráneas, al encontrarse asociados a estas individuos de álamo creciendo en medio del campo.

Importancia para el humano

Los álamos han sido utilizados indirectamente como indicadores de napas subterráneas de agua potable: donde crecen álamos en medio de terreno aparentemente yermo, probablemente haya agua bajo las raíces del álamo, permitiendo así la realización de excavaciones para la construcción de pozos. Los álamos han sido introducidos también como árboles ornamentales en las ciudades del mundo y como elementos delimitadores de fronteras entre fincas y haciendas, dado que los álamos no logran prosperar de manera aglomerada, sino que pueden adaptarse fácilmente a un crecimiento uniforme muchas veces dado de manera natural. Para muchas personas las semillas del álamo, de propagación aérea, provocan fuertes cuadros alérgicos sobre todo en las épocas primaverales.

Tabla resumen

Nombre común Álamo
 Nombre científico Populus sp.
 Distribución

Las especies del género Populus crecían de manera nativa en el hemisferio norte (zonas templadas), pero hoy se encuentran introducidas en el hemisferio sur y expandidas por casi todo el mundo.

 Ecología (generalidades)

Las especies de este género requieren por lo general altas cantidades de agua y nutrientes para crecer de manera óptima; también sus requerimientos de luz son altos. Tienden a distribuirse en el entorno de manera uniforme dado que son especies que compiten entre ellas y con otras especies de plantas y árboles por estos requerimientos (luz, agua y nutrientes).

Importancia humana

Los álamos han sido usados como indicadores de la presencia de napas de aguas subterráneas y como elementos delimitadores entre fincas y haciendas. También tienen importancia médica dado que sus semillas, de propagación aérea provocan fuertes cuadros alérgicos en muchas personas. La introducción masiva de este género en ciudades obedece fundamentalmente a que ha sido explotado como elemento ornamental.