El Café o Cafetales

Conoce las características principales del café o cafetales (Coffea sp.) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El café o cafetales (Coffea sp.) es un género que agrupa muchas especies de plantas originarias del sur de Asia y del África subtropical (norte y sur). Se estima que las regiones originarias específicas en cuanto al cultivo de estas especies para consumo humano se remonta a lo que hoy es Etiopía y Yemen. Paulatinamente se introdujeron cultivos en la India, y luego en América, siendo actualmente los principales productores Brasil, Honduras, Vietnam y Colombia, entre otros.

Generalidades

El café o cafetal es una planta a arbusto pequeño que no supera los 10 m de altura en estado natural. Pertenece a la división Magnoliophyta, familia Rubiceaye. Es una planta de tipo perennifolia, es decir o renueva sus hojas al llegar la estación fría. Presenta hojas de forma elíptica, verde oscuro y coríaceas, lo que las hace resistentes a la pérdida de agua por evapotranspiración. Las flores son blanquecinas y crecen a nivel axilar, es decir, donde el o los tallos principales ramifican. Genera un fruto de tipo drupa, de color rojizo, el cual madura luego de unas 35 semanas de ocurrida la floración. El grano del café (semilla) es liberado luego de la maduración de la drupa y es este el cual se utiliza para la obtención de la bebida estimulante llamada café, de amplio consumo a nivel mundial.

Ecología de la planta

Los cafetales requieren de suelos muy húmedos y en alturas para prosperar, además de ser una especie que no resiste las heladas. Hay especies más o menos tolerantes a estas condiciones, pero por ejemplo, la especie C. arabica que no es tan tolerante, y presenta una mayor productividad (producción de frutos por individuo). Si bien en estado natural pueden llegar a 10 metros de altura, en los cultivos controlados se mantienen por lo general hasta los 3 metros. La polinización variará según la especie, habiendo algunas que son capaces de autopolinizarse y otras cuya polinización es de tipo entomófila, es decir, mediada por distintos grupos de insectos.

Importancia para el humano

El café es una planta que se ha diversificado de manera amplia en el mundo dado la bebida de acción estimulante sobre el sistema nervioso central, denominada comúnmente como café. Esta bebida es obtenida desde la molienda de las semillas del café denominados “granos”, los cuales permiten la obtención de esta bebida a modo de infusión preparada con agua y azúcar. Actualmente esta bebida es preparada con muchas variaciones, con la aplicación de canela molida y leche, entre muchas otras, sin embargo su preparación se remonta hace muchos años atrás, presumiéndose su origen en la región africana de Etiopía y Yemen hacia el siglo XIII como una bebida usada por los religiosos coptos para mantenerse despiertos. El cultivo de esta planta fue mantenido en secreto dada la prohibición islámica de su consumo, y fue recién descrita en la mitad del 1500 por naturalistas y exploradores europeos a esta zona, los cuales posteriormente introdujeron la planta a otras regiones del mundo, como América e India.

Tabla resumen

Nombre común Café, cafetales
 Nombre científico Coffea sp.
 Distribución El café o cafetal es una planta perenne originaria del África subtropical, específicamente de Yemen y Etiopía, actualmente introducida en América e India.
 Ecología (generalidades) Es un género que presenta especies cuya polinización puede ser de tipo entomófila y autopolinizable, requiere de suelos húmedos y en altura para su óptimo crecimiento. Sus flores son de crecimiento axilar, las cuales al ser fecundadas originan una drupa rojiza que al madurar libera la semilla a partir del cual se obtiene el grano de café y la bebida estimulante de consumo humano del mismo nombre.
Importancia humana Su importancia radica principalmente en la obtención de la bebida del mismo nombre de la planta, la cual es un potente estimulante legal, el cual ha sido utilizado desde tiempos antiguos por los humanos con el propósito de aumentar el estado de alerta.