El caucho (Hevea brasiliensis)

Conoce las características principales del caucho (Hevea brasiliensis) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El caucho (Hevea brasiliensis) es un árbol originariamente endémico de la cuenca del Río Amazonas, Brasil, habiendo sido fuertemente explotado desde la época de la Conquista Portuguesa hasta inicios del siglo XX, antes de su introducción ilegal en otras regiones del mundo de clima similar, como Malasia, Birmania, Ceilán (Asia) y el África subsahariana.

Generalidades

El caucho es un árbol que renueva medianamente sus hojas en la estación fría (caducifolio), el cual logra tamaños que oscilan entre los 20 a 30 m de altura, aunque pueden llegar a existir ejemplares más grandes en estado natural. Pertenece a la división Magnoliophyta, familia Euphorbiaceae. Posee un tronco recto y cilíndrico de hasta 40 cm de diámetro, mientras que su corteza posee un aspecto cascaroso, con tonos grisáceos a pardos. Su madera es blanca. A través de la corteza y madera, por medio de incisiones, se obtiene la resina (látex) de la que se elabora el caucho, por el cual esta especie es ampliamente requerida. Las hojas del caucho pueden alcanzar aproximadamente los 15 cm de longitud y se organizan en trifolios, es decir, 3 hojas que nacen desde 3 pecíolos unidos a otro que se une a la rama que les da origen. Las flores son muy pequeñas y se disponen en panículas (racimos). El fruto del caucho es una cápsula dura la que contiene semillas ricas en aceites.

Ecología de la planta

El caucho requiere de condiciones climáticas tropicales para su crecimiento óptimo, es decir, precipitaciones constantes que oscilen entre los 2500 mm anuales y temperaturas elevadas que no bajen más allá de los 20° C. Su savia posee un alto contenido de hidrocarburos que permiten, junto con otras sustancias añadidas pos extracción desde el árbol, la obtención del caucho industrial. La plasticidad de este árbol a las condiciones ecológicas en las que prospera ha permitido que este sea introducido y cultivado en otras regiones tropicales del mundo, tanto en Asia como África, siendo actualmente Brasil un país productor secundario del mismo.

Importancia para el humano

El caucho es una especie vegetal que en distintos periodos de la historia ha marcado la economía mundial, provocando inclusive guerras y enfrentamientos armados por la monopolización y control del mercado de éste: los aborígenes amazónicos fueron esclavizados mucho tiempo para la extracción y explotación de esta especie, primero por los colonizadores portugueses y luego por los comerciantes ingleses, quienes hegemonizaron el mercado del caucho hasta fines del siglo XIX, periodo donde este se propagó de manera ilegal a otras latitudes del mundo, rompiendo la hegemonía inglesa del mercado del caucho. Entre Bolivia, Brasil y Perú se provocaron conflictos de intereses por la producción y cultivo del mismo que desencadenaron conflictos bélicos entre estos países. La obtención del látex del caucho para la fabricación de goma o ule permitió la obtención de llantas y neumáticos cruciales para la fabricación de vehículos motorizados urbanos y militares, entre otros usos de estas resinas, las que han modificado y mejorado la calidad de vida de muchas personas a nivel mundial.

Tabla resumen

Nombre común Caucho, siringa
 Nombre científico Hevea brasiliensis
 Distribución El caucho es un árbol originario de la cuenca del Río Amazonas (Brasil), aunque actualmente está ampliamente distribuido en la región tropical asiática y africana.
 Ecología (generalidades) Es un árbol que puede alcanzar hasta los 30 m de altura, aunque hay ejemplares más grandes. Requiere de condiciones tropicales para su crecimiento óptimo: grandes flujos de agua (precipitaciones sobre los 2500 mm anuales), temperaturas ambiente elevadas (no menos de 20° C).
 Importancia humana El caucho ha sido fuertemente requerido por la industria dado que desde su savia se fabrica goma y ule, elementos desde los cuales ha sido posible elaborar llantas y neumáticos para vehículos urbanos y militares, además de la obtención de otros productos que han mejorado la calidad de vida de las personas, como aislantes eléctricos.