El maíz (Zea mays)

Conoce las características principales del maíz (Zea mays) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El maíz (Zea mays) es una planta anual originaria de América: su origen específico en el continente americano no es concluyente, pero si se sabe que es natural de este continente, aunque la evidencia arqueológica y cultural señala que habrían sido los aztecas (en la península de Yucatán) los primeros en cultivarla. Luego de la conquista europea fue introducida en Europa, durante el siglo XVII, siendo actualmente una de las especies de cereales más expandida a nivel mundial.

Generalidades

El maíz es una planta que pertenece a la Familia Poaceae, y es considerada un cereal. Morfológicamente presenta dos tipos de raíces, primarias y adventicias. Las primeras son fibrosas y con nudos, desde ellas nacen las raíces adventicias, más delgadas y tendientes a ramificar en el suelo. Ambas poseen la misma función, apuntando a la absorción de nutrientes y agua desde el suelo, y además, mantener la planta erguida. Las raíces adventicias tienden a ser superficiales, por lo que cuando estas son pocas, la planta corre riesgo de tumbarse producto del viento o del mismo peso de la estructura vegetal. El tallo es erecto y está constituido por una capa externa protectora, una media a través de la cual circulan fluidos nutricios de la planta y una interna de aspecto blanquecino que sirve como reserva de carbohidratos altamente energéticos. Las hojas nacen directamente desde el tallo y toman una forma arrollada, protegiendo a la inflorescencia femenina, comúnmente llamada mazorca. Las inflorecencias femeninas tienen forma de panícula (racimos) con aspecto de espigas. El fruto corresponde a un grano inserto en las mazorcas a cada tallo central de estas, llamado olote, siendo cada grano de la mazorca un individuo diferente, por ende, una semilla diferente. En algunas regiones del mundo estos son denominados comúnmente “choclo”, y son de consumo humano.

Ecología de la planta

Los maíces han sido muy estudiados tanto por su consumo humano e importancia en la dieta, como por sus peculiaridades genéticas: son un organismo modelo clásico en genética dado que es posible estudiar en las mazorcas fácilmente mutaciones, epistasis, y otros fenómenos genéticos de interés. Respecto a su fisiología, el maíz es una planta que requiere “noches largas” para un ciclo de vida normal, es decir, requiere de ciclos de oscuridad estables y prolongados por  cada día. Para su florecimiento requiere de cierta cantidad de días en los cuales los brotes hayan estado expuestos a temperaturas mayores a 10° C.

Importancia para el humano

El maíz es una planta con fines alimenticios altamente expandida, y constituye una pieza base en la dieta de todos los latinoamericanos, siendo cultivada en toda Latinoamérica y estando presente junto a otros vegetales (como el chile y los frijoles) en gran parte de los platos gastronómicos típicos de estos países. Si bien no es una planta originaria de América del Norte, actualmente es en esta zona donde hay mayor producción de maíz respecto al resto de mundo dadas las condiciones medioambientales de esta zona. El consumo del maíz es directo, hervido como ensalada para dieta humana, o en forma de grano crudo para ganado avícola. También desde él se puede extraer aceite y harina de maíz (polenta).

Tabla resumen

Nombre común Maíz, Choclo.
 Nombre científico Zea mays
 Distribución El maíz es una planta originaria de América y actualmente distribuida por todo el mundo luego de su introducción en Europa durante el siglo XVII. Es más abundante en Norteamérica, desde el punto de vista de los cultivos para consumo humano.
Ecología (generalidades) Es una planta que presenta flores de diferente sexo, siendo características y bien conocidas las femeninas, al presentarse como mazorcas, las cuales portarán las semillas (granos) de maíz (o choclo). Posee raíces especializadas en sostener el peso de la planta y crece de acuerdo a ciclos de oscuridad y temperatura.
Importancia humana

Su importancia radica principalmente en el consumo humano (hervido principalmente, en la preparación de platos y ensaladas), la obtención de aceite y harina, y la alimentación del ganado avícola.