El nogal (Juglans regia)

Conoce las características principales del nogal (Juglans regia) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.

¿Cuál es su distribución?

El nogal (Juglans regia) es un árbol originario de Medio Oriente, y ha sido cultivado desde hace miles de años, lo que llevó a que fuese tempranamente introducido en Europa, antes del apogeo del Imperio Romano, desde donde fue llevado a América más tarde, en el siglo XVII. Actualmente está distribuido en todo Asia central y suroeste, donde es muy abundante, teniendo presencia también en Europa y América.


Generalidades

El nogal es un árbol caducifolio, es decir, renueva sus hojas durante la temporada fría (invierno). Pertenece a la división Magnoliophyta, familia Jugladanceae. Puede llegar hasta los 20 m de tamaño, y su tronco puede alcanzar hasta 2 m de diámetro, el cual ramifica a baja altura, formando una copa de aspecto ovalado. Posee hojas grandes, de unos 20 a 35 cm de tamaño,  de coloración verde oscuro pálido y con venación gruesa amarillenta. El borde las hojas es sinuoso pero completo. Sus flores son masculinas y femeninas, es decir, el nogal es un árbol monoico. La flor femenina está formada por 1 a 5 pequeñas flores, mientras que la masculina está formada por muchas más. El fruto se forma desde la flor femenina, de unos 3 a 6 cm de tamaño, con aspecto de una drupa verdosa que al madurar se vuelve negruzca y cae. En su interior se encuentra el fruto comestible en sí mismo: la nuez, de aspecto leñoso, cuyo interior es el comestible.

Ecología de la planta

Las hojas del nogal contienen compuestos que generan interacciones de alelopatía con otras especies vegetales que intentan crecer alrededor de ella. La alelopatía es un fenómeno biológico mediado por diversas moléculas que interfieren el crecimiento de otra especie, y en el caso del nogal, estos compuestos producidos en las hojas de la especie inhiben el crecimiento de otras especies vegetales en la proximidad de los nogales, evitando así la competencia en la explotación de los recursos del suelo. Esta sustancia también es producida a nivel de las raíces. Requiere suelos que siempre estén húmedos, al igual que una humedad relativa del aire constante. Es una especie tolerante a las heladas, requiere de luz solar aunque también prospera a la sombra. Los suelos que necesita deben ser fértiles y con buen drenaje.

Importancia para el humano

Los nogales son cultivados ampliamente por la obtención de sus frutos (nueces), a partir de los cuales se obtiene aceite y es posible consumirlo directamente, ya sea cocido o crudo. Es un fruto muy usado en repostería. Posee un valor nutritivo alto en ser una fuente importante de proteínas, vitaminas B y C, y varios aceites de origen vegetal, como el omega. Se le atribuyen múltiples propiedades medicinales, sin embargo muchas de ellas no han sido estudiadas y han surgido desde el mito popular, por ejemplo, se asociaba ampliamente el consumo de nueces al aumento de la inteligencia, ya que este fruto posee un aspecto similar a un cerebro humano, sin embargo no existe relación alguna entre ambos hechos causales. La madera del nogal es utilizada en ebanistería en cierta cantidad, y es similar a la de otras especies de nogales que no son utilizados en producción de frutos sino que en la producción exclusiva de madera para mueblería y ebanistería.

Tabla resumen

Nombre común Nogal
 Nombre científico Juglans regia
 Distribución El nogal es un árbol originario de Medio Oriente, introducido tempranamente en Europa y desde allí introducido a América, actualmente distribuido en gran parte del mundo y siendo más abundante en su región de origen.
 Ecología (generalidades) Es un árbol que requiere de suelos fértiles, húmedos y con buen drenaje.
 Importancia humana Es cultivada principalmente por la obtención y consumo de su fruto, la nuez, ya sea de manera directa o cocida, en repostería y otros. Su madera es relativamente apetecida en ebanistería, aunque menos que otras especies de nogales, como el nogal negro.