El reciclaje

Te invitamos a conocer más acerca del reciclaje. ¿Sabes qué cosas se pueden reciclar? o, ¿Qué beneficios trae el reciclaje para el medioambiente?


¿Qué es el reciclaje?

Reciclar, significa convertir un producto que ya has utilizado y que quieres desechar, en otro nuevo, que puede servir para diversos fines o, a otras personas. En muchas ocasiones, para lograr este resultado, es necesario que ese material, pase por un proceso químico, para que pueda renovar y ampliar, su vida útil.

Reciclar es muy beneficioso para el cuidado del medioambiente, porque:

  1. Se reduce la cantidad de basura que alberga el planeta.
  2. Ayudamos a que las materias primas (es decir, los materiales básicos de los que están hechas las cosas), no se agoten. Por ejemplo, si reciclas papel, ayudas a que cada día, se talen menos árboles en el mundo. El árbol, sería la materia prima para la fabricación del papel.
  3. Se reducen los vertederos.
  4. Se reducen las emisiones de CO2 en el planeta.
  5. Se crea empleo verde, es decir, hay puestos de trabajo para personas que pueden dedicarse a esta labor.

¿Sabes qué cosas puedes reciclar? papel, vidrio, aluminio, plástico, agua, cd, cartón, orgánico y ropa, entre otros.

Contenedores de reciclaje

En nuestras ciudades, se han tomado medidas para fomentar el reciclaje. Una de ellas, es la introducción de basureros aptos para realizar esta acción. Consiste en la colocación de contenedores de distintos colores, para identificar diferentes clases de residuos. Estos, son los siguientes:

  1. Color azul: papeles y cartones

En estos contenedores se almacena papel y cartón como el proveniente de: revistas, periódicos, folletos, y envases de tetrapack, tales como el de la leche. Es importante, que ingreses el papel doblado para no congestionar el basurero y que, si incluirás un envase que ha tenido líquido en su interior, puedas lavarlo previamente, para así, evitar los malos olores y la suciedad en el contenedor.

  1. Color amarillo: plásticos y latas

En estos contenedores puedes botar envases y bolsas en general. También, debes preocuparte de limpiar lo que desecharás.

  1. Color rojo: materiales peligrosos

Sirven para desechar materiales que, además de ser peligrosos para las personas, también lo son, para el medioambiente, pues tardan muchos años en ser absorbidos por la tierra. Las pilas, la basura tecnológica, los aerosoles, los envases de aceite y los pesticidas, son ejemplos de ello. En algunos países, hay contenedores especiales para cada uno de estos residuos. Los materiales que se botan en los hospitales, tales como jeringas, algunas medicinas o residuos radioactivos, también son parte de estos tipos de basureros.

  1. Color naranja: productos orgánicos

Los productos orgánicos son todos los que pueden ser absorbidos con rapidez por la tierra y que además,  aportan nutrientes al suelo, es decir, es una basura benigna para nuestro medioambiente. Ejemplo de este tipo de material, son las frutas y las verduras.

  1. Color gris: todos los demás desechos

Todo aquello que no puedas clasificar dentro de los contenedores, anteriormente descritos, debes desecharlos en éstos, de color gris.

 Procesos de reciclaje

Cada elemento que botas, pasa por un proceso de reciclaje distinto, dependiendo de su naturaleza. A continuación, te presentamos algunos de ellos.

¿Cómo se recicla el papel?

  1. Se incorporan químicos al papel para que las fibras que la componen, se separen.
  2. Luego, se separa el papel, de todos los otros materiales que no lo son.
  3. Posteriormente, se centrifuga, a fin de que se puedan eliminar las tintas que tenía el papel que se ha desechado.
  4. Finalmente, se lava el papel resultante y se agrega peróxido de hidrógeno para que quede de su color blanco característico.

 ¿Cómo se recicla el vidrio?

Existen dos formas:

  1. La primera, consiste en dejar el vidrio cómo está, haciéndole un tratamiento de limpieza, para poder ser reutilizado. En este caso, se separa por color: ámbar, verde y transparente. Lo singular del vidrio, es que se puede volver a usar, de forma muy simple.
  2. la segunda, consiste en moler el vidrio, fundiéndolo con arena. Luego, se trata con hidróxido de sodio y caliza. Finalmente, se le da la forma que se desee, y vuelve a nuestras manos.

Como puedes observar, es simple cooperar con la salvación de nuestro medioambiente, así es que: ¡A reciclar!