¿Qué son los combustibles fósiles?

Te invitamos a descubrir qué son los combustibles fósiles; cuáles son sus tipos; así como, su aporte en la vida del ser humano.


¿Qué son los combustibles fósiles?

Los combustibles fósiles son aquellos, que se han formado a lo largo de miles y miles de años, mediante la descomposición de animales y plantas,  que fueron formando capas de sedimento, depositadas en el mar o en la superficie terrestre; y que existen en la Tierra, en una cantidad reducida y limitada, es decir, pertenecen a la categoría de lo que llamamos: energía no renovable. Por este motivo, es que hoy, el hombre y la ciencia, se ven en la obligación de generar, nuevos modos de energía, pues ésta, que presentaremos hoy, un día, se extinguirá.

Se consideran combustibles fósiles: el carbón, el petróleo y el gas natural. Este, se utiliza para lograr el desplazamiento de diversos medios de transporte de uso cotidiano, para generar la electricidad que llega, tanto a las industrias, como aquella que se produce en nuestros hogares y aparatos electrónicos de uso frecuente y además, para generar calor, en ambientes fríos.

Lamentablemente, si bien, es un tipo de energía muy útil para nuestra civilización, la verdad es que posee emanaciones tóxicas, muy dañinas para el hombre y para el medio ambiente, ya que originan grandes niveles de contaminación, siendo uno de los grandes causantes de los problemas que en la actualidad el mundo enfrenta, tales como el efecto invernadero, la lluvia ácida y las enfermedades respiratorias crónicas.

A continuación, conoce, en detalle, cada uno de los combustibles fósiles existentes en la naturaleza.

1. El carbón

Las características de este combustible, son las siguientes:

  • Es un mineral, es decir, su aspecto, es el de una roca.
  • El desarrollo de la minería, en muchos países, se debe a los yacimientos de carbón, con que estas cuentan.
  • Su valor, dependerá de cuan puro se encuentre, es decir, será más costoso, en tanto, no traiga otros minerales adosados, en su extracción.
  • Se utiliza para elaborar plástico, colorantes, aceites y perfumes. Antes, se utilizaba para el desplazamiento de  vehículos motorizados y los trenes; pero eso quedó atrás con la llegada del petróleo.
  • Existen tres tipos de carbón:

Carbón animal: Es el que se originó, mediante la degradación de huesos de animales.

Turba: Es el que se produjo en aguas estancadas y proviene de la degradación de vegetales.

Carbón de madera: Es el que se produce, a través de la quema de madera. Este tipo de carbón, no ha pasado por la acción del tiempo, como ocurre con las otras categorías.

2. El petróleo

Las características de este combustible, son las siguientes:

  • Se puede encontrar sólo en las profundidades de la tierra, aproximadamente, a unos 600 o 5.000 metros.
  • Está formado por hidrógeno y carbono.
  • Es un líquido espeso y casi negro.
  • Se utiliza para alimentar diferentes medios de transporte, así como también máquinas industriales, a un costo mucho menor que la bencina.
  • Es una materia prima para la fabricación de caucho, nafta, asfalto, fibras, plástico, jabón, asfalto y aunque no lo creas, la tinta de tu impresora, también posee esta sustancia.
  • Es utilizada para generar diversos elementos para las siguientes áreas: farmacia, agricultura, alimentación y construcción.

3. El gas natural

 Las características de este combustible, son las siguientes:

  • Se originó, debido a la degradación del plancton.
  • Se lo puede encontrar bajo tierra, a grandes profundidades.
  • Está compuesto, por metano, que es una aleación de carbono e hidrógeno.
  • No posee olor ni color, pero se le agrega ácido sulfhídrico, para que el hombre pueda reconocerlo, en caso de que esté corriendo peligro, a causa de una fuga.
  • Se extrae, mediante tuberías y es así, que logra llegar hasta nuestros hogares.
  • Su función principal, es abastecer a las industrias y a nuestros hogares de energía calórica.