El Jetlag

Te invitamos a conocer la definición y características del Jetlag; un trastorno del sueño que afecta a quienes viajan, atravesando diferentes husos horarios.


¿Qué es el Jetlag?

El jetlag, también denominado, síndrome de los husos horarios, es un trastorno del sueño, producido porque el paciente, viaja largas distancias y el cambio de hora, entre países,  afecta su calidad para dormir de forma reparadora. Los síntomas que presenta este fenómeno, son los siguientes:

Síntomas del Jetlag

  1. Cansancio extremo: La persona ve afectada su calidad de vida y le cuesta mucho realizar las actividades para las que realizó el viaje. 
  2. Irritabilidad: La persona, que duerme mal, presenta menos tolerancia ante situaciones complejas e incluso, cotidianas. Esto puede traer como consecuencia, respuestas violentas por parte de quien padece este trastorno. 
  3. Vómitos y diarrea: Debido a que el cuerpo se descompensa, a causa de la falta de sueño.
  4. Baja en la presión arterial: También a causa de dormir poco, se puede ver afectado el ritmo normal del cuerpo.
  5. Falta de memoria y problemas para hilar ideas: La persona se siente desorientada y confundida. No sabe lo que tiene que hacer o decir. 
  6. Falta de interés por las cosas que hay que hacer: El sueño extremo, hace que la persona se sienta apático, frente a sus responsabilidades y hacia las personas con las que se encuentra.

Tratamiento para enfrentar el Jetlag

Pasados algunos días en el nuevo destino, las personas logran acomodarse al nuevo horario y los síntomas desaparecen. Puede ser muy útil, para minimizar este trastorno, realizar las siguientes actividades, ya que no existe un tratamiento específico para este trastorno, mas que acostumbrarse a la nueva realidad horaria.

  • Hacer ejercicio antes de viajar y cuando la persona ya se encuentre en el nuevo país: Esto es muy útil, debido a que el ejercicio disminuye el estrés del viaje, libera endorfinas que dan la sensación de bienestar general y, provocan cansancio, que beneficiaría el lograr dormir en un horario regular y además, nuevo.
  • Alimentarse de forma saludable: No comer alimentos demasiado calóricos, será de mucha ayuda, para lograr conciliar el sueño.
  • Regular el sueño: Para ello, es necesario, acostarse a una hora prudente, en el nuevo destino, aunque no se tenga deseos de dormir. 
  • Comenzar a dormir de acuerdo al nuevo horario, antes de realizar el viaje: Esta medida es un aporte para que el cuerpo vaya tomando el nuevo ritmo de vida y así, resulte más fácil, acostumbrarse, al nuevo destino.
  • No consumir alimentos o bebidas estimulantes: Tales como café o alcohol. También, evitar drogas y cigarrillos. Los alimentos o medicamentos estimulantes, provocan problemas para dormir, por lo que es necesario eliminarlos, si se encuentra en esta situación.
  • Exponerse a la luz natural: Esta es una buena forma de reducir las posibilidades de generar una depresión a causa del mal dormir.