La Dislexia

Te invitamos a conocer la Dislexia; un trastorno del lenguaje, que produce una alteración en el orden de las letras, cuando leemos.


La Dislexia

 La Dislexia es un trastorno del aprendizaje que se caracteriza por el cambio de lugar de las letras, cada vez, que quien la padece, se ve enfrentada a la lectura de un texto escrito. El problema, radica fundamentalmente, en una dificultad para comprender lo que se lee. La dislexia, no supone un trastorno neurológico.  Dicho de otro modo, la Dislexia sucede, cuando se produce una diferencia entre el potencial que una persona tiene para aprender y, lo que efectivamente aprende. 

Causas

Aún no existe una teoría clara y comprobada acerca de aquello, que produce la Dislexia. Entre las hipótesis posibles tenemos que:

  1. Puede ser hereditaria, es decir, existiría un componente genético para adquirirla. 
  2. Se debe a una escasa conciencia fonológica de los niños, es decir, acerca del conocimiento de los sonidos de las letras y la forma en que estas se cortan en sílabas.
  3. Problemas en el lóbulo parietal derecho. 

Tipos de Dislexia 

Existen seis tipos de Dislexia. A continuación, las descubrirás: 

  1. Dislexia evolutiva: Son las personas que nacen con dislexia, sin que exista una razón para que la posean. 
  2. Dislexia adquirida: Es un tipo de dislexia originada por una lesión cerebral, pero sin haber nacido con ella. Por ejemplo, producto de un accidente. 
  3. Retraso lector: Este tipo de dislexia tiene su origen en un problema externo: fueron educados de forma errada en la escuela o, provienen de un ambiente privado culturalmente. 
  4. Doble déficit: Estas personas poseen un problema de conciencia fonológica y además, una forma muy lenta para procesar la información que llega al cerebro; producto de lo cual, registran al revés las letras en un texto. 
  5. Dislexia específica: Es aquella que se detecta antes que la persona comience a leer. 
  6. Dislexia de comprensión: Es la que se produce cuando la persona ya sabe leer.  

¿Cuál es el tratamiento para la Dislexia?

Lo primero que debemos saber, es que para terminar con este problema, es necesario acudir a un especialista. En este caso, puede ser un psicopedagogo, un neurólogo o un logopeda. El tratamiento consta de:

  • Reeducación; es decir, volver a enseñar a leer, pero atendiendo a los requerimientos y velocidad de aprendizaje del niño.
  • Utilizar material de enseñanza apropiado para enfrentar la Dislexia.
  • Realizar clases, de la forma más personalizada que sea posible. 
  • Realizar tareas en casa, con ayuda de un adulto. 
  • Nunca dar fármacos, pues este problema no se soluciona por esa vía. 
  • No hacer de la lectura, una actividad estresante. 
  • Aumentar la conciencia fonológica.
  • Realizar lectura en voz alta.
  • Comenzar a enseñar a leer, pero desde la oralidad.
  • Si el niño tiene más de diez años, es necesario aplicar técnicas compensatorias, es decir, enseñarle habilidades anexas que le ayuden a sobrellevar este problema, aunque no lo solucione.

¿Cómo saber si tienes Dislexia?

La siguiente lista presenta todos los rasgos o síntomas que una persona con Dislexia podría presentar. Si tienes siete de ellas, padeces este trastorno del aprendizaje. Léelas con atención. 

  1. No puede leer ni escribir de acuerdo a lo esperado para su edad. 
  2. Los profesores lo tildan como flojo o inmaduro. Siempre se ve falto de atención.
  3. Le va bien en los exámenes orales, mas no, en los escritos.
  4. Es inteligente, pero tiene bajas calificaciones.
  5. Siente que las letras se mueven cuando lee o escribe y, se pone muy nervioso cuando enfrenta estas actividades.
  6. No posee problemas visuales.
  7. Tiene problemas de ortografía y cuando lee, confunde u omite letras.
  8. Tiene un déficit en la motricidad fina.
  9. Tiene habilidades matemáticas, pero no comprende los problemas escritos. 
  10. Tiene buena memoria a largo plazo, pero mala, para recordar cosas que no ha vivido o experimentado.
  11. No piensa utilizando diálogo interno. Solo lo hace con imágenes.
  12. Puede ser muy desordenado u ordenado compulsivo.
  13. Puede ser muy tímido o, el centro de atención del curso.
  14. Sufre de constantes infecciones en el oído.
  15. Posee un fuerte sentido de la justicia y tiene las emociones a flor de piel.
  16. Puede tener un sueño muy profundo o, por el contrario, muy liviano. 
  17. Aún moja la cama.