La esquizofrenia

Te invitamos a descubrir las características, síntomas, y tratamiento de una enfermedad mental, denominada: esquizofrenia.


¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad mental, cuyo resultado es que las personas que la padecen, se desconectan de la realidad, pues tienen recientes alucinaciones, una ruptura con las conductas socialmente aceptables, y problemas para relacionarse con quienes los rodean. Esto ocurre, porque el cerebro tiene un quiebre con sus funciones ejecutivas. Es considerada una enfermedad grave y, que tiene múltiples complicaciones, tanto para quienes la padecen, como para sus familias.  La esquizofrenia pasa por diferentes etapas, a lo largo de la vida. Estas, son las siguientes:

1. Fase promórbida: Esta etapa se desarrolla entre el nacimiento y los diez años. En esta época, no aparecen síntomas muy claros, pero sí, puede observarse, cierto temperamento uraño y falto de habilidades sociales, en los niños.

2. Fase Prodómico: Esta etapa se presenta entre los diez y los veinte años y puede durar alrededor de dos años. En ella, el paciente, no tiene síntomas claros de esquizofrenia, pero se produce un fuerte y abrupto quiebre en su vida, en el que abandona todo lo que solía hacer y todas sus relaciones sociales, para continuar, sin un propósito. La higiene, se ve drásticamente, afectada. Es como si la persona, decidiera abandonarse.

3. Fase de Progresión: En esta etapa aparecen las alucinaciones y su duración, es de seis meses, aproximadamente.

4. Fase de recidivas estables: En este periodo, la esquizofrenia ya está diagnosticada y procede a su estabilización; es decir, deja de avanzar; pero no desaparece. En este momento, el paciente, ya ha recibido diagnóstico.

Características de la esquizofrenia

Las personas:

  • No pueden realizar actividades dirigidas a una meta concreta.
  • Tienen alucinaciones auditivas y visuales. 
  • Reducen la cantidad de actividades cotidianas que realizan.
  • Tienen problemas para expresar ideas y emociones.
  • Adoptan una serie de creencias falsas.
  • Tienen problemas afectivos.
  • Presentan un lenguaje desorganizado.
  • Poseen síntomas que pueden corresponder a otras patologías, por eso es difícil su diagnóstico.
  • Poseen problemas en los órganos cerebrales que funcionan como neurotransmisores.
  • Tienen un sistema inmune con fallas.
  • Se vuelven violentas.
  • Poseen problemas de memoria, atención y resolución de situaciones conflictivas.
  • Sienten voces que discuten y; otras, que juzgan sus acciones.

 Causas de la esquizofrenia

Entre las causas de la esquizofrenia tenemos:

  • Factores genéticos.
  • Los padres de los esquizofrénicos, lo han sido a edad muy avanzada. 
  • Factores ambientales.
  • El uso de drogas, gatilla la esquizofrenia, en quienes la presentan de forma latente e ignoran esta condición.
  • Las personas con problemas intestinales, como por ejemplo, los celiacos, tienen predisposición a adquirir esquizofrenia.

Tipos de esquizofrenia 

Existen los siguientes tipos de esquizofrenia:

  1. Paranoide: En él predominan las alucinaciones visuales y auditivas, pero no hay problemas para organizar el discurso. En este tipo, se presenta también, un trastorno bipolar.
  2. Desorganizado o hebefrénico: En este tipo de esquizofrenia el lenguaje es desorganizado, se realizan actividades sin un propósito claro, y; se produce un alejamiento de la familia y los amigos, pues se acaban las reacciones afectivas, por parte del enfermo.
  3. Catatónico: En este severo caso, los músculos del cuerpo se vuelven rígidos y la persona pierde la capacidad de valerse por sí mismo.
  4. Indeferenciado: Es muy difícil de diagnosticar, pues sus síntomas son muy inespecíficos. Sólo se presentan alucinaciones. 
  5. Residual: Es un tipo de esquizofrenia en un grado muy leve, pero se presentan todos los síntomas propios de la enfermedad. 

Terapia

  1. El tratamiento para la esquizofrenia, requiere de la ayuda de un neurólogo y de un psiquiatra. Si la situación está muy avanzada, en muchas ocasiones el paciente, debe ser internado en una institución especial, que pueda atender las necesidades que presenta. 
  2. Muchas veces, las familias no logran convivir con una persona con esquizofrenia y estas instituciones se transforman en una ayuda para la calidad de vida, tanto del enfermo como de quienes lo rodean.
  3. Por otro lado, el tratamiento incluye, el uso de fármacos, especiales para controlar los síntomas. Se utilizan antipsicóticos para omitir las alucinaciones. 
  4. También, se incluye el trabajo con un psicólogo que ayude a la persona a mantener el equilibrio.
  5. Por último, el tratamiento debe hacer frente a otras patologías asociadas a la esquizofrenia, tales como:
  • Drogadicción.
  • Crisis de angustia.
  • Crisis de pánico.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Intentos suicidas.

Cabe destacar que la esquizofrenia, también se vuelve un problema social, pues quien la padece, no puede trabajar, las gente que lo rodea, se comienza a alejar; por lo que, por lo general, terminan empobrecidos y solitarios, quedando incluso, en situación de calle.