La uva o vid (Vitis vinifera)

Conoce las características principales de la uva o vid (Vitis vinifera) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

La uva o vid (Vitis vinifera) es una planta originaria del sudeste asiático o del centro del mismo continente, e inclusive Europa, aunque actualmente se encuentra distribuida por todos los países de climas templados con tendencia mediterránea (temperaturas estables y marcada estacionalidad).

Generalidades

La uva o vid es una planta que agrupa varias especies dentro del género Vitis, del cual la especie más común para su explotación comercial es Vitis vinifera, que pertenece a la Familia Vitaceae. Su tronco es semileñoso y tiende a comportarse como una enredadera, de aspecto leñoso y corvado alrededor de guías naturales o artificiales (en cultivares). Cada ejemplar de parra, nombre común que se le da a un individuo de vid en el contexto de un cultivar, puede alcanzar poco más de 6 metros de longitud. Posee hojas grandes, de coloración verde claro a oscuro que pueden alcanzar envergaduras de hasta 14 cm. Estas hojas se caen durante la estación fría, al ser la uva o vid una planta caduca. Presenta diversas adaptaciones de las hojas que le permiten llevar una vida de enredadera, como los denominados zarcillos, estructuras filamentosas y enroscadas que nacen desde las ramitas semileñosas desde donde emergen las hojas, con las cuales puede aferrarse a diversas estructuras. Las flores de la uva o vid son hermafroditas y en disposición de panícula (racimo), de tonalidades amarillentas. El fruto (popularmente llamado uva) es de tipo baya carnosa, de tamaños relativos que van desde los 2 a 7 cm, y de coloraciones variadas que van desde el verde al violeta o negro.

Ecología de la planta

La vid suele crecer en agrupaciones, donde forma entramados sobre superficies que, en cultivares suelen formar especies de techumbres: estos reciben el nombre de parrones o parronales. Los parronales toman su fronda producto de que cada individuo que lo constituye (cada vid del parronal) porta una yema principal, que guía la productividad del individuo en cuanto a la floración y producción de frutos, y yemas secundarias que guían la aparición de ramas accesorias. Para un cultivo óptimo de los frutos durante la estación cálida (primavera tardía y verano) se requieren de horas de frío que los individuos deben tomar durante la estación fría (otoño e invierno). Su polinización está mediada por insectos (entomófila).

Importancia para el humano

La uva o vid ha sido cultivada desde tiempos muy remotos dada la producción y cosecha del fruto del mismo nombre, a partir del cual se fabrica una de las bebidas alcohólicas fermentadas más extendidas y antiguas del mundo: el vino. la producción y manipulación de los individuos de vides ha llevado a la aparición de diferentes cultivares (tipos de uvas), a partir de los cuales pueden elaborarse mediante procesos químicos artesanales e industriales, gran gama de vinos (cepas o cavas). También desde las uvas o vides es posible extraer el fruto para consumo directo (que suele ser muy dulce dada su alta concentración de azúcares simples) y luego de ser secado, para su consumo bajo la forma de “pasa”.

Tabla resumen

Nombre común Uva
Nombre científico Vitis vinifera
 Distribución La uva o vid es una especie vegetal que agrupa a varias especies dentro del género Vitis, siendo la más representativa V. vinifera. Esta es originaria del sudeste asiático y de Europa, pero actualmente está propagada en toda latitud del mundo que goce de un clima templado (mediterráneo).
Ecología (generalidades) La uva o vid requiere de cierta cantidad de horas de frío durante las estaciones frías para asegurar una cosecha abundante de frutos (llamados también uvas) durante las estaciones cálidas (primavera y verano). Su polinización es entomófila y posee flores hermafroditas. Está adaptada a un crecimiento de tipo enredadera.
Importancia humana La vid o uva goza de gran fama al ser su fruto la fuente de elaboración de la bebida fermentada llamada vino. Existen diversos tipos de cultivares de uvas que han permitido la elaboración de diversos tipos de vinos (cepas o cavas). También es posible consumir el fruto de la vid o uva (con el mismo nombre, uva) de manera fresca o seca (pasa).