Tipos de bioelementos

Descubre el mundo de los bioelementos: sus clasificaciones (primarios/secundarios, mayoritarios/oligoelementos), y sus características.


Los seres vivos están formados por una o más unidades llamadas células, las que a su vez están formadas por diversas moléculas y éstas, por un número reducido de elementos químicos llamados bioelementos.

Los bioelementos son los elementos que forman parte de los seres vivos, podemos clasificarlos de acuerdo a dos criterios: según su participación en la formación de las biomoléculas y según el porcentaje que aportan a la masa de los seres vivos.

Clasificación de los bioelementos

Según su participación en la formación de las biomoléculas

Bioelementos primarios

Son indispensables para la formación de las biomoléculas orgánicas (proteínas, lípidos, carbohidratos y ácidos nucleicos), estos elementos son: Carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre, cuyos símbolos químicos forman la palabra CHONPS (fácil de recordar).

Bioelementos secundarios

Son importantes para el funcionamiento de los seres vivos, pero no forman parte de las biomoléculas orgánicas. Entre ellos podemos encontrar: Sodio (Na), Potasio (K), Cloro (Cl), Calcio (Ca), Magnesio (Mg), Hierro (Fe).

Según su porcentaje en los seres vivos

Bioelementos mayoritarios

Son aquellos que se encuentran presentes en los seres vivos en un porcentaje superior al 0,1%.

  • Hidrógeno (H): 62%
  • Oxígeno (O): 26%
  • Carbono (C): 9%
  • Nitrógeno (N): 1,4%
  • Calcio (Ca): 0,3%
  • Fósforo (P): 0,2%

Oligoelementos

Son aquellos cuyo porcentaje es inferior al 0,1%.

  • Potasio (K): 0.06%
  • Azufre (S): 0.05%
  • Sodio (Na): 0.04%
  • Cloro (Cl): 0.03%
  • Magnesio (Mg): 0.01%
  • Hierro (Fe): 0.001%

Características de los bioelementos primarios

Carbono: a pesar de no ser el elemento más abundante en los seres vivos, se encuentra presente en todas las biomoléculas, ya que forma un tipo de esqueleto al cual se unen los demás elementos. La característica que permite que el carbono funcione de esta manera es su tetravalencia, es decir, la presencia de 4 electrones en su último nivel de energía (electrones de valencia) lo cual lo posibilita a formar cuatro enlaces covalentes.

Hidrógeno: es el elemento más abundante en los seres vivos (aprox. 62% en los seres humanos), es indispensable para la formación de las biomoléculas orgánicas y también de la molécula de agua. Al igual que el carbono, el hidrógeno está presente en todas las biomoléculas orgánicas.

Oxígeno: es el otro elemento presente en todas las biomoléculas orgánicas. Los seres vivos lo obtienen de sus alimentos y en forma gaseosa como moléculas de O2, las cuales desempeñan una importante labor en la respiración celular como aceptor de electrones en la cadena de transporte de electrones.

Nitrógeno: está presente en porcentajes muy bajos en los seres vivos sin embargo desempeña un importante rol estructural al formar parte de los aminoácidos y nucleótidos, monómeros de proteínas y ácidos nucleicos respectivamente.

Fósforo: es al igual que el nitrógeno, un elemento que se encuentra en bajas cantidades en los seres vivos. Forma parte de nucleótidos y algunos lípidos (fosfolípidos).

Azufre:  a pesar de que su cantidad en los seres vivos es muy baja, desempeñan un rol estructural importantísimo al formar parte de dos aminoácidos (Metionina y Cisteina) los cuáles son aminoácidos esenciales para la síntesis de proteínas.