Mecanismos de regulación hormonal

Conoce como ocurre la regulación hormonal en nuestro organismo, que acciones se dan hormonalmente y los mecanismos de retroalimentaccion hormonal. 


En nuestro organismo es necesario llevar mensajes desde un lugar a otro para desencadenar una respuesta. Estos mensajeros moleculares  llevan por nombre hormonas, las cuales son sustancias de características químicas definidas (proteínas o lípidos) que serán liberadas (secretada) por una glándula al torrente sanguíneo. A través de este, las hormonas podrán trasladarse por el organismo, movilizándose distancias realmente grandes desde su origen de secreción (glándula) hasta el punto donde debe llegar. Una glándula es una estructura formada por un conjunto de células especializadas (tejido glandular) en la formación y liberación de moléculas, pudiendo ser mensajeros (hormonas), desechos metabólicos o fluidos nutricios. Las glándulas que liberan hormonas a la sangre son llamadas glándulas endocrinas y forman parte del sistema endocrino. A la acción de liberar una hormona desde la glándula al torrente sanguíneo se le denomina secreción de la hormona. A través de la sangre, las hormonas son llevadas a los distintos lugares de recepción, denominados células blanco o dianas. También hay glándulas que no secretan sus productos a la sangre, sino que lo hacen al espacio que existe entre las células secretoras (llamado lumen, luz o canal de la glándula); estas son denominadas glándulas exocrinas, y no están relacionadas a la secreción de hormonas, sino más bien a la excreción de desechos metabólicos y fluidos nutricios. Las células relacionadas al sistema nervioso (neuronas, encargadas de transmitir el impulso nervioso), también secretan al torrente sanguíneo moléculas mensajeras que pueden considerarse hormonas, pero debido a la naturaleza de producción distinta a sus pares secretadas por las glándulas endocrinas, se les denomina neurohormonas, ya que hayan su origen en las neuronas. Si se suman las hormonas producidas por las glándulas del sistema endocrino a las que son secretadas por las neuronas, es posible hablar de un sistema neuroendocrino.

 Acción hormonal según naturaleza química

Dependiendo de la naturaleza química de las hormonas, es decir, si son proteínas o lípidos, estas realizarán su acción de manera directa o indirecta sobre sus blancos de acción. De esta manera, se tendrá que:

  • Las hormonas proteicas no son capaces de ingresar a las células blanco, por lo que se unen a receptores ubicados en el exterior de la membrana plasmática, los cuales se unen internamente a moléculas llamadas segundos mensajeros (el más popular es el adenosín monofosfato cíclico, AMPc). Cuando se une la hormona proteica al receptor de membrana, el segundo mensajero se activa y ejecuta la acción hormonal, donde la célula, a través de cambios en la expresión de su genotipo gatilla una respuesta hormonal.
  • Las hormonas lipídicas no requieren de segundos mensajeros ya que pueden ingresar directamente a la célula blanco, atravesando la membrana y uniéndose a receptores moleculares al interior de ellas. Estas hormonas son capaces de modificar directamente la expresión del genotipo de una célula.

Mecanismos de retroalimentación

El control de las concentraciones hormonales en sangre es determinante para el correcto funcionamiento de los sistemas de un organismo, y para procesos tales como el desarrollo embrionario, la diferenciación celular y el inicio de la vida reproductiva durante la pubertad y adolescencia. Este control estará dado por mecanismos de retroalimentación hormonal (feedbacks), los cuáles operarán aumentando y/o disminuyendo la concentración de determinadas hormonas en la sangre, dependiendo de las necesidades del organismo. Estos son 3 y operan de la siguiente manera:

  • Retroalimentación negativa: es el mecanismo de regulación hormonal más común y generalizado en el sistema endocrino. Cuando una glándula comienza a secretar hormonas al torrente sanguíneo y estas llegan y median una respuesta hormonal en sus células blanco, la misma respuesta “informa” a la glándula que ya no se requiere de más secreción hormonal, por lo que la glándula cesa la liberación de estas.
  • Retroalimentación positiva: mecanismo de acción contrario al negativo, presente en ciclos hormonales específicos como el de la hormona oxitocina (respuesta hormonal: contracciones uterinas). Cuando la glándula (para el ejemplo, hipófisis) secreta oxitocina y esta actúa sobre su blanco (paredes uterinas), se produce la respuesta hormonal en forma de contracciones uterinas. Esta respuesta “informa” a la hipófisis que se requiere aún más oxitocina para incrementar la constancia y fuerza de las contracciones, por lo que se libera aún más hormona. Este mecanismo es vital para que los partos sean exitosos.
  • Retroalimentación anticipatoria: mecanismo de acción que opera en “situaciones límite” o de alto estrés. Posee una fuerte impronta nerviosa donde, el organismo se prepara para el escape, miedo o ataque. Las glándulas comienzan a liberar hormonas antes de que se ejecute un estímulo concreto que gatille esta liberación, de modo que el organismo está basalmente preparado para remontar una respuesta hormonal de manera más rápida.