Microscopio de Janssen

La invención del microscopio óptico trajo consigo el descubrimiento de un nuevo mundo. Conoce cómo se inventó el microscopio y sus partes.


Zacharías Janssen era el hijo de un óptico holandés; en 1590, un pequeño Janssen se encontraba jugando entre los lentes y herramientas que habían en el taller de su padre, producto de este juego superpuso dos lentes y observó que el efecto de mirar a través de ellos aumentaba la imagen de manera drástica. Janssen comentó de esto a su padre, quien, con mayor experticia, instaló ambos lentes a una distancia de unos cuantos centímetros en un tubo, el cual oscureció completamente, mejorando aún más el efecto de ampliación de la imagen vista a través de los lentes. Así, comenzando el siglo XV, los Janssen en su taller de lentes holandés comenzaban a comercializar el primer modelo de microscopio óptico. Si bien se especulan otros nombres que habrían desarrollado esta tecnología con anterioridad (entre ellos el holandés Lippershey), se acepta que fueron los Janssen, en especial Zacharías, los verdaderos padres e inventores del microscopio óptico. La masificación de este instrumento permitió a muchos investigadores de la talla de Robert Hooke, Anton van Leeuwenhoek, Matthias Schleiden y Theodor Schwann realizar observaciones inéditas, y describir por primera vez un mundo que nacía a la luz de un concepto inexplorado: el mundo microscópico. Muchos observadores comenzaron a describir “animáculos” que revoloteaban en gotas de agua, sangre u otros fluidos, y a observar la entonces “caprichosa” estructura de cristales de azúcar, sal, minerales, tejidos, etcétera. Hoy la técnica en base a la cual se monta un microscopio ha sido mejorada con creces, logrando ampliaciones de imágenes por sobre millones de veces la escala real, pero el mecanismo propuesto hace casi 400 años por Janssen sigue siendo el mismo.

Microscopio óptico moderno

El descubrimiento y masificación de la electricidad, siglos más tarde, permitió sofisticar el  microscopio, mejorando la resolución de las imágenes. Hoy, el microscopio es un instrumento vital para el trabajo en laboratorios de ciencia investigativa y/o médica. En general, las partes que forman un microscopio óptico moderno son las siguientes (ver imagen):

  • Lente ocular: lente más próximo al ojo del investigador. Junto con el aumento del lente objetivo determina el aumento total del objeto estudiado. Suele tener un aumento estándar de 5 veces el objeto real.
  • Lente objetivo: los microscopios modernos poseen al menos 4 de estos, los que son cambiados gracias a una pieza giratoria (revólver). El aumento menor con el que cuenta un microscopio óptico moderno es denominado como “lupa” y suele ampliar 10 veces el tamaño real de un objeto (10x).
  • Tubo: tubo que conecta y une los lentes ocular y objetivos. Su interior es oscuro (pintado de negro) para que la luz no se disperse en su interior, afectando la calidad de la imagen. El microscopio de Janssen solo contemplaba estas partes, asemejándose mucho en su forma a un caleidoscopio.
  • Revólver: pieza giratoria en la cual están insertos los lentes objetivos en un microscopio óptico moderno. La cantidad y tipo de objetivos será variable, generalmente de 4 a 5 objetivos que pueden llegar a ampliar hasta 140 veces el tamaño real de un objeto.
  • Brazo: pieza que no posee funcionalidad en la ampliación de la imagen formada por el microscopio, pero que une el sistema de lentes inserto en el tubo con la base de sujeción del microscopio y su sistema eléctrico (si es que posee).
  • Platina: pieza unida al brazo, es una suerte de bandeja en la cual el investigador coloca las muestras que observará a través de los lentes. En los microscopios modernos la platina puede moverse hacia los lados y hacia arriba o abajo, y además viene equipada con 2 pinzas metálicas que permiten afirmar las muestras colocadas en láminas de vidrio especiales llamadas portaobjetos.
  • Botones macro y micrométricos: perillas insertas en el brazo del microscopio, las cuales permiten ajustar la posición de la platina respecto al ángulo de visión del observador, ajustando la calidad y resolución de la imagen obtenida. El botón macrométrico permite ajustar detalles relacionados a la distancia, en tanto el micrométrico permite ajustar detalles más finos.
  • Condensador y fuente de luz: en microscopios ópticos eléctricos, permite aportar luz directa sobre la muestra, mejorando su nitidez. El condensador regula la cantidad de luz que índice sobre la muestra, sin cegar al observador.
  • Pie: base de sustentación de todo el sistema del microscopio.