Parentesco evolutivo entre especies

Conoce la historia evolutiva de los géneros Homo y Equus, y cómo se ubican dentro de los linajes evolutivos en relación a otros géneros.


El recurso metodológico de los árboles filogenéticos permitió a los biólogos evolutivos contar con un instrumento simple y de fácil interpretación para analizar la historia evolutiva de las diferentes especies descritas en el mundo, y más importante aun, permitir vincularlas entre sí, de acuerdo a la evidencia científica que se posee y va descubriendo paulatinamente, para formar linajes evolutivos.  Actualmente toda la vida es jerarquizada en árboles filogenéticos, existiendo grupos muy consolidados al contar con un amplio respaldo de registro fósil, y otro tipo de evidencias. Dentro de estos grupos de estudio constante se encuentran los pertenecientes a los caballos y sus ancestros (género Equus) y a los seres humanos (género Homo y sus ancestros).

Filogenia del género Equus.

El registro fósil existente en torno al grupo de los caballos y sus ancestros es muy rico en pruebas concretas y ha permitido a los biólogos evolutivos construir con un alto grado de elaboración el árbol filogenético hipotético del género Equus, al cual pertenece el caballo moderno, y posicionarlo respecto a sus ancestros. De acuerdo al análisis del registro fósil y comparado con estos en el tiempo evolutivo, es posible inferir el estilo de vida de estos animales hoy extintos, su alimentación, desplazamiento, etcétera. El miembro del linaje de los caballos más antiguo, del cual descendería el caballo moderno es el Eohippus, animal que existió hace aproximadamente unos 60 millones de años atrás, y cuyo aspecto era muy diferente al del caballo actual. El caballo actual mide aproximadamente 1.60 metros, en tanto que el Eohippus solo alcanzaba los 40 cm. De acuerdo al registro fósil existente a partir de este ancestro divergió el linaje de los caballos, dando paso hace unos 40 millones de años al Miohippus, animal unos 20 cm más grande, y cuyas patas, dotadas de 3 dedos ofrecían una mejor adaptación a la cabalgata. A partir de este modelo evolutivo se tiene noción de surgimiento de unos 4 modelos más de los que no se tiene mucho registro fósil, salvo el Merychhippus el cual posee como innovación evolutiva el acortamiento de 2 de los 3 dedos de sus patas, lo que permite un mayor sustento de peso, coincidiendo con el aumento de la estatura del animal (alcanzando 1 metro de estatura); estos dedos se fusionarán completamente en el siguiente modelo evolutivo, el Pliohippus, el cual surge hace unos 7 millones de años atrás, con una estatura aproximada de 1.30 metros. Esta adaptación permitió a este animal una adaptación a desplazamiento en 4 patas que permitiese el sustento del trote y cabalgata. A partir de este animal, hace sólo 1 millón de años aproximadamente surge el género Equus, cuyo representante principal es el caballo moderno, el cual presenta la fusión completa de sus dedos en un gran dedo único, característico de los animales de este género.

Filogenia del género Homo.

La historia del género Homo y sus ancestros se remonta hace 3,9 millones de años atrás, luego del descubrimiento de restos óseos en 1974 de un organismo que habría surgido en aquél remoto periodo, en la región centroafricana que hoy pertenece a Etiopía. Los paleontólogos descubrieron estos restos, correspondientes a un homínido de sexo femenino identificado como Australophitecus afarensis, y el cual, debido a la importancia del hallazgo, se hizo mundialmente conocida como “Lucy”. Dentro de las características más significativas de A. afarensis se puede mencionar que sería el primer eslabón entre un ancestro común primate cuadrúpedo y los homínidos  bípedos; su capacidad craneal es bastante menor respecto al humano moderno,  con un volumen de 375 a 550 cm3, muy similar al de un chimpancé. Se piensa que este ancestro tenía una vida arbórea, medio del cual extraía sus recursos de sobrevivencia. A partir de A. afarensis, el linaje se bifurca en dos líneas paralelas de homínidos que coexistieron: A. africanus y el género Paranthropus, el cual se extinguió completamente hace unos 2 millones de años aproximadamente.  A partir de los ancestros australopitecinos, surge hace unos 3 millones de años el género Homo, el cual cuenta con muchas especies dentro del género, de las cuáles hoy sobrevive sólo Homo sapiens, surgida hace menos de 2,5 millones. Antes de que apareciese el Homo sapiens, surgen desde él H. rudolfensis y H. habilis, y a partir de este último surge H. ergaster; a partir de éste surge H. erectus y H. heidelbergensis, y a partir de este último surgen y conviven en el mismo tiempo H. neanderthalensis y H. sapiens. H. neanderthalensis se extinguió hace menos de 1 millón de años atrás, probablemente por competencia con H. sapiens.

Parentezco evolutivo entre especies 2 Parentezco evolutivo entre especies