Parto Prematuro

Un parto prematuro es aquel que se produce antes de la semana 37 de embarazo.


En aproximadamente el 40% de los casos las causas son un misterio, sin embargo, se sabe que ocurre en las siguientes circunstancias:

  • Rotura prematura de membranas, embarazos múltiples, preeclamcia, incompetencia cervical y anormalidades uterinas.
  • El exceso de trabajo, el estrés y algunas enfermedades de la madre como la anemia o mal nutrición pueden afectar también.

El diagnostico es difícil y los criterios diferentes, como regla general puede decirse que un parto prematuro comienza sin ninguna advertencia. El primer signo puede ser una rotura de membranas, el comienzo de las contracciones uterinas o una hemorragia vaginal.

Dependiendo de la semana en que se produce el parto prematuro condiciona su gravedad porque el número de semanas de gestación es el que determina el grado de desarrollo del feto.

No es extraño que los bebés prematuros permanezcan unos días, o incluso algunos meses, en la incubadora hasta completar del todo su desarrollo. La incubadora cumple la función de mantenerles la temperatura adecuada, ya que aún no regulan temperatura y su cuerpo pierde calor rápidamente.