El coihue (Nothofagus dombeyi)

Conoce las características principales del coihue (Nothofagus dombeyi) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El coihue (Nothofagus dombeyi) es un árbol endémico de América del Sur, y se encuentra ampliamente distribuido en su hábitat natural dado en el centro y sur de Chile, entre las regiones de O’Higgins y Magallanes, desarrollándose desde el nivel del mar hasta los 1200 m.s.n.m. hacia los Andes, mientras que en Argentina se agrupan poblaciones en el sector sudeste hacia la Cordillera de los Andes, específicamente en las regiones de Neuquén, Río Negro y Chubut. Ha sido introducido en Estados Unidos, es las regiones costeras del norte de éste país (Pacífico), y en las Islas Británicas (Inglaterra, Irlanda, Escocia y Gales).

Generalidades

El coihue es un gran árbol perteneciente a la división Magnoliophyta, familia Nothofagaceae, el cual puede alcanzar alturas de hasta 30 m, al igual que otras especies del género Nothofagus. Las hojas del coihue son perennes es decir, no se caen al llegar la estación fría, y están adaptadas al clima especialmente frío, con una textura coriácea y en general pequeñas, con formas romboídeas y de bordes aserrados. La flor del coihue es de un color similar a las hojas (verde) y muy pequeña (menos de 5 mm de longitud), por lo que no logra distinguirse muy bien entre la densa fronda de este árbol. Los frutos del coihue son pequeños y suelen pasar desapercibidos.

Ecología de la planta

Las flores del coihue presentan separación de sexos en un mismo individuo, por lo que puede darse la autofecundación, siendo el polen transportado principalmente por el viento. La floración está dada a mediados de la primavera austral (octubre). Suele formar comunidades vegetales con otras especies del género Nothofagus, como por ejemplo el ñirre (N. anctartica), el coihue (N. dombeyii), el raulí (N. alpina) y el roble pellín (N. obliqua), siendo estas asociaciones los elementos abundantes de los bosques del extremo sur de Chile. En las ramas de los coihues existen asociaciones ecológicas de tipo parasitarias dadas por un hongo llamado localmente llao-llao (Cyttaria harioti), el cual genera formaciones que pueden hacer confundir a personas no familiarizadas con el coihue como si éstas fuesen el fruto del árbol. Existe también el desarrollo de agallas en el tejido vegetal del coihue, las que son respuestas inmunes naturales del árbol frente al ataque o infección de sus tejidos por parte de insectos que los parasitan (específicamente dípteros).

Importancia para el humano

El coihue es importante en cuanto a la producción maderera de la zona, ya que su madera, de tonos amarillentos, es muy codiciada en trabajos de carpintería fina. La parte central del tronco de este árbol, llamada “corazón del árbol” o “cure”, es más dura y resistente a la humedad y el resquebrajamiento que el resto de la corteza y madera del mismo, por lo que se ha utilizado para fabricar estacas y alambradas en las zonas donde el coihue abunda, de abundantes precipitaciones y humedad constante en toda época del año. Su introducción en países nórdicos como Gran Bretaña y zonas del norte de los Estados Unidos que colindan con Canadá, obedecen fundamentalmente a esta utilidad y también por un tema ornamental.

Tabla resumen

Nombre común Coihue
 Nombre científico Nothofagus dombeyi
 Distribución Originario de América del Sur, estando presente principalmente en el extremo sur de Chile y algunas regiones patagónicas argentinas colindantes con la Cordillera de los Andes.
 Ecología (generalidades) Es un árbol de gran altura abundante desde el centro sur de Chile y que crece hasta los 1200 m.s.n.m. Sus frutos reales son pequeños, y suelen ser confundidos con asociaciones ecológicas entre el árbol y un hongo llamado llao-llao o por el desarrollo de agallas.
 Importancia humana Su madera es utilizada en carpintería y mueblería fina, y es de especial interés para la construcción de elementos que estarán a la intemperie, bajo humedad constante (como estacas para alambradas), ya que la madera de este árbol es en especial resistente a la humedad.