El palo dulce (Eysenhardtia polystachya)

Conoce las características principales del palo dulce (Eysenhardtia polystachya) en cuanto a su distribución, ecología, usos por el hombre y otras características de importancia biológica.


¿Cuál es su distribución?

El palo dulce (Eysenhardtia polystachya) es un árbol perenne (siempreverde) distribuido naturalmente en Norteamérica, siendo abundante en México (norte, centro y sur) donde es conocido con este nombre, mientras que en Estados Unidos (suroeste) se le denomina kidneywood. Los lugares donde prospera en estos países son de climas secos a semi secos, y está emparentado estrechamente con las leguminosas (taxonómicamente se ubica dentro del orden de las fabales, el cual agrupa a las fabáceas y a la leguminosas).

Generalidades

El palo dulce es un árbol que pertenece a la división Magnoliophyta, familia Fabaceae, lo que la emparenta directamente con las leguminosas (ejemplo, porotos, frijoles, alubias, arvejas, judías, habas, guisantes). Esta relación filogenética se aprecia en caracteres tales como la forma de los frutos del palo dulce, los cuales recuerdan a vainas de guisantes. Es relativamente pequeño y puede alcanzar tamaños medianos de hasta unos 3 m, formando bosques de tipo matorral en regiones de colinas y laderas montañosas. Sus hojas son perennes, por lo que no las pierde durante la estación fría. Las hojas de este árbol son compuestas, alternas y pinnadas, muy aromáticas, presentando en el envés (lámina inferior de las hojas) muchas glándulas que liberan resina, asociada a resistencia al ataque contra herbívoros y otros depredadores de éstas plantas. Las flores poseen tonalidades blanquecinas. La corteza del palo santo es gruesa y escamosa, recubriendo troncos de tonos grisáceos de unos 10 a 30 cm de diámetro.

Ecología de la planta

El palo santo es un árbol que si bien posee hojas perennes, al formar agrupaciones boscosas en laderas de montañas y colinas, tiende a perder las hojas, adoptando un comportamiento de vegetal caduco. Los bosques que forman los palos santos agrupados son de bajo tamaño y constituyen parches vegetales achaparrados de tipo matorral. Está adaptado a suelos relativamente duros y con baja riqueza de agua, dados los climas en los que prospera (secos a semi secos, cercanos al círculo subtropical). Si bien está adaptado a climas secos, cuando es joven requiere de flujos de agua en mayor cantidad que cuando ha alcanzado una edad más avanzada, lo cual puede asegurarse óptimamente en suelos más arcillosos a pedregosos.

Importancia para el humano

El palo santo es un árbol localmente conocido por múltiples propiedades medicinales, las cuales han sido probadas científicamente a través de análisis químicos a diferentes estructuras del árbol, tales como las hojas, tallos y leña del tronco, en los cuales se han identificado sustancias tales como cumarina (con efectos anticoagulantes al ser consumido), varios flavonoides, asociados de manera genérica al alivio de estados de irritación estomacal e intestinal, y grasas vegetales asociadas a la protección del árbol en sí mismo. De manera popular ha sido ampliamente usado para tratar afecciones del sistema urinario, como infecciones y cálculos renales. Libros y compendios medicinales de siglos pasados (XVII en adelante) atribuyen a las infusiones preparadas de este árbol múltiples efectos sobre el control hormonal, tratamiento de diabetes, anticoncepción, asepsia, entre otros, los cuales no han sido corroborados ampliamente por la medicina convencional, sin embargo sigue gozando de un amplio uso a nivel local por los lugareños de las zonas donde este árbol crece.

Tabla resumen

Nombre común Palo dulce
 Nombre científico

Eysenhardtia polystachya

 Distribución

Originario (endémico) de Norteamérica, distribuido entre México y Estados Unidos, más abundante en México.

 Ecología (generalidades)

Es un arbusto a árbol perenne que al formar asociaciones boscosas puede desprenderse de parte de su follaje comportándose como árbol caduco. Posee frutos semejantes a las vainas de los guisantes, dado su parentesco con las leguminosas.

 Importancia humana

Sus frutos, flores y semillas e inclusive troncos y corteza han sido ampliamente usados como medicinal natural y forma parte de la cultura de las localidades donde crece, al serle atribuidas amplias propiedades medicinales que van desde tratamientos contra la diabetes, anticoncepción a control de dolores y molestias estomacales.