Procesamiento de los Alimentos

 Conoce el procesamiento de los alimentos en nosotros los humanos, cómo se realiza y qué órganos son usados en el proceso.


Boca: La comida es masticada usando los dientes y la lengua para mezclarla con la saliva y prepararla para la deglución. Sobre el almidón actúa la Amilasa Salival y lo convierte en azúcares.

Esófago: Impulsa el alimento tragado hacia el estómago. Tiene unas paredes musculares que “empujan” el alimento con una onda de contracción (peristalsis).

Hígado: Produce bilis. Sus células realizan gran cantidad de funciones procesando los alimentos absorbidos. La glucosa la guarda en forma de glucógeno, además sirve como energía (cuando se oxida) y también los envía a otro tejido (vía circulatoria). También sintetiza proteínas plasmáticas (fibrinógeno). El exceso de aminoácidos se desecha por la urea y también algunos son enviados a otros tejidos (vía circulatoria). Los ácidos grasos se guardan como reservas de grasa, también se guarda como grasa para membranas celulares, y además se usan como energía (vía respiración).

Vesícula Biliar: Almacena bilis.

Estómago: Bolsa muscular que almacena y mezcla la comida. Jugos ácidos ideales para la actividad enzimática. Sobre las proteínas actúa la Pepsina y las convierte en aminoácidos.

Páncreas: Produce un jugo alcalino (para neutralizar el ácido del estómago) que es rico en enzimas.

Intestino Delgado: Los jugos de la vesícula biliar y el páncreas completan la digestión. La Bilis actúa sobre las Grasas y las transforma en gotitas de grasas, estas gotitas de grasa se convierten en ácidos grasos y glicerol por la acción de la lipasa. También el almidón que no se degradó en la boca se degrada acá por acción de la amilasa pancreática y se convierte en azucares también. Está adaptado para la absorción. Los capilares se llevan los azúcares y aminoácidos absorbidos. El vaso quilífero transporta los ácidos grasos absorbidos por el sistema linfático. El vaso sanguíneo transporta los alimentos absorbidos a la vena porta hepática y continúa hacia el hígado.

Intestino Grueso: Absorbe agua del contenido intestinal.

Recto: Los alimentos sin digerir se almacenan en forma de heces antes de su expulsión por el ano.