Selección Natural

Descubre el mecanismo explicativo de la evolución de las especies más aceptado por la comunidad científica desde su formulación a la fecha: “La selección Natural”


En su viaje a través del mundo hecho en el Beagle, Darwin observó muchas especies que para él no estaban descritas, recorrió lugares donde conoció nuevas culturas humanas (como los llamados “fueguinos” de Tierra del Fuego), y evidenció que los accidentes geográficos tales como cordilleras, archipiélagos e islas aisladas incidían de alguna manera en la estructura de las poblaciones animales y/o vegetales observadas, configurando como estas se distribuyen  desarrollan en un contexto ambiental determinado. Darwin además de documentar sus observaciones fue tomando muestras biológicas en cada puerto donde se detuvo, las cuáles fue enviando a su hogar en Inglaterra para un estudio posterior más acabado; si bien estuvo durante 5 años embarcado, Darwin no dejó de documentarse científicamente en muchas disciplinas, por lo que tuvo acceso al trabajo del clérigo y economista inglés Thomas Malthus, el cual en 1798 propuso un modelo de sobrepoblación para la especie humana, donde estos comenzarían una lucha sin precedentes entre sí por los recursos alimenticios, refugio y agua, en caso de seguir con el crecimiento poblacional exponencial que ya se evidenciaba en aquella fecha. Darwin extrapoló este conocimiento a otras poblaciones animales, lo que le permitió ir configurando el que sería su modelo explicativo de la evolución de las especies.

La lucha por la sobrevivencia

De acuerdo a lo que planteaba Malthus en su trabajo y estudio sobre la sobrepoblación humana, la especie humana entraría en una crisis demográfica, donde los recursos usados por estos comenzarían a escasear, detonando guerras y luchas por los mismos, causando muertes masivas. Darwin llevó esta teoría  a las especies animales y vegetales que observó en su viaje, y planteó que:

  • De acuerdo a las características del entorno donde se encuentren, las especies entrarán en una lucha por la sobrevivencia, donde los más aptos sobrevivirán a las inclemencias del entorno, las cuáles funcionarán como presión sobre las poblaciones, eliminando a las especies menos aptas.
  • Los recursos del entorno están acabándose de manera constante, lo que gatillaría luchas y competencia constante entre las poblaciones por la posesión de estos recursos.

A partir de estas observaciones y otros trabajos, Charles Darwin formuló su teoría explicativa que lleva por nombre Selección Natural.

Requisitos para que ocurra la Selección Natural

Para que ocurra selección Natural, en los grupos poblacionales debe existir:

  1. Variabilidad: las características que presenten los organismos de una población deben ser variables. Mientras más variedad de rasgos existan en una misma especie, mayor rango de selección existirá sobre sus características (Ejemplo, distintos colores de plumaje, distintas formas de pico, distintos tipos de dentadura, etcétera).
  2. Heredabilidad: las características variables que puedan existir dentro de un grupo poblacional deben ser transmitidas de generación en generación, para así poder movilizarse en la especie en el tiempo.
  3. Reproducción diferencial: el que existan organismos que “ganen” la competencia por los recursos determinará eventualmente que los ganadores se reproduzcan más, y que los perdedores lo hagan menos, o que al extinguirse sus características se pierdan por completo. A modo de ejemplo y usando el ejemplo de las jirafas de Lamarck con cuellos cortos,  su población comenzó a verse diezmada al estar su alimento cada vez más alto. Eso determinó la sobrevivencia de las jirafas que tenían los cuellos más largos, y la reproducción de este tipo de jirafas por sobre las otras llevo a que el carácter “cuellos largos” se mantuviera a través de las generaciones hasta nuestros días.

La combinación de estas tres variables son necesarias para que ocurra la Selección Natural, la cual determinará lo que se conoce como adecuación biológica, expresada en términos de reproducción y sobrevivencia de un grupo determinado en un tiempo evolutivo.