“Inmigración / Inmigrante” Concepto y desarrollo

Situación actual y aspectos de intervención social.


1. Introducción

Toda migración es un proyecto que implica un cambio en las personas y los grupos que se ven envueltos, ya que supone que la llegada y el asentamiento en un país extranjero que, en la mayoría de los casos, es extraño.

Es evidente que este fenómeno se vivencia de forma dramática por parte de los migrantes, ya que a través de él se hace patente las profundas desigualdades de la globalización.
De un tiempo a esta parte, los científicos sociales se han interesado en las modalidades de incorporación de los migrantes a la sociedad receptora. En Alemania y Francia priman políticas asimilacionistas (concepto que se verá en profundidad más adelante), mientras que con los Estados Unidos se argumentaba que para ascender por la escalera socioeconómica, tendrían que abandonar sus costumbres, lenguaje, valores y vínculos e identidades originarias.

Para un desarrollo amplio de los estudios sobre migraciones transnacionales se propone revisar el concepto de sociedad. Anteriormente, la teoría de la ciencia social equiparaba a la sociedad con las fronteras de un Estado-Nación en concreto. Actualmente se propone un concepto de sociedad basado en la idea de campo social y dentro de esta investigación se hace una distinción entre formas de ser y formas de pertenecer, basado en las propuestas de Bourdieu y en la Escuela de Antropología de Manchester.
Este nuevo planteamiento nos permitirá añadir nuevas variables a nuestra reflexión, variables que incluirán la dimensión global y dinámica del proceso, el tipo de realidad de nuestros migrantes (tanto de procedencia como de destino), el tipo de colectivos que forman parte del proceso y la realidad económico-social en la que se insertan.

En la última década se ha producido un uso creciente y distorsionado de los conceptos de cultura y de diferencia cultural, como camuflaje de la estratificación social y su reproducción por medio del sistema social y escolar. En sociedades donde la incidencia antropológica es mínima no es e extrañar que se produzcan fenómenos de incomprensión generalizada de las interpretaciones de los fenómenos que se refieren a las culturas, las relaciones interculturales entre los grupos y las culturas del contacto que se desarrollan.

En el momento presente se puede afirmar que el papel de Europa y del Norte es el de exportador de una cultura que podemos llamar “cultura dominante” y que, poco a poco, también se ha implantado en los países del Sur. El panorama actual presenta un escenario en el cual los países europeos se definen por ser los portadores de la denominada cultura “occidental” (miembros actuales o próximos a la Unión Europea) y los países del Sur del Mediterráneo de la cultura “musulmana”. El resultado es la aparición de sociedades con una diversidad cultural creciente, en las que los nuevos ciudadanos empiezan a practicar formas de vida de los autóctonos y para estos las manifestaciones culturales de los primeros comienzan a volverse cotidianas, dándose procesos de fusión cultural.

2. La antropología cultural

3. El concepto de cultura

4. Inmigración y cultura

5. Etnicidad, grupo étnico y raza

6. La denominación de inmigrante

7. Estrategias de incorporación de los inmigrantes en las sociedades receptoras

8. Estudio de los procesos migratorios en la actualidad

9. Reflexiones finales

Para algunos, las migraciones desafían las fronteras y los modelos de intercambio propugnados por los Estados y las entidades financieras internacionales. Para otros se hace necesario el repensar el concepto de sociedad y hacer un esfuerzo por conocer los distintos contextos para que el pluralismo tenga cabida en la misma y fomentar el diálogo intercultural.

A pesar del recrudecimiento de las políticas migratorias, los desplazamientos no han cesado, sino que han adquirido nuevas formas. En esta nueva modalidad, se introducen las redes en las sociedades de destino como elemento fundamental. Estas están estrechamente interconectadas con las sociedades de origen. Esta nueva dinámica en los desplazamientos de los flujos migratorios imprime a estas nuevas características como la feminización, el incremento de la movilidad geográfica y la diversificación de las actividades económicas, lo que se traduce en el incremento de la invisibilidad, de las dificultades para la inserción social y el rechazo xenófobo que pueden desembocar en brotes racistas.

Por último, convendría hacer unas recomendaciones necesarias para entender más claramente el debate. Entre ellas se encuentran:

  • Una revisión del estado actual de las discusiones sobre la ciudadanía y el papel de las diferencias culturales
  • Una visión crítica sobre la desigualdad de género en el acceso a la ciudadanía, no sólo en el marco legal sino también en la inserción sociolaboral de los hombres y las mujeres inmigrantes, los mecanismos de reagrupación familiar y las formas en que las leyes y las prácticas sociales inciden en la desigualdad.
  • Una consideración sobre los cambios que se están produciendo en los modelos migratorios en lo que se refiere a nuevas estrategias, vías de entrada, nichos laborales, políticas de control y regulación de flujos migratorios, etc.
  • Una línea de investigación del fenómeno migratorio que no sólo se vea desde el punto de vista de las contribuciones teóricas sobre la globalización, sino que, esta visión esté sujeta a revisiones coherentes.