Independencia de El Salvador

La vida independiente de España de El Salvador debe ser entendida como un proceso en conjunto con Guatemala, hasta que ambas naciones se separan en 1838.


Antecedentes de la independencia de El Salvador

Durante tres siglos el territorio de El Salvador formó parte de de la Capitanía General de Guatemala, y a través de ella integró el Imperio Español. En 1808 el rey Fernando VII fue hecho prisionero, iniciándose algunos movimientos de emancipación que fueron duramente reprimidos por el gobernador español José de Bustamante y Guerra.

Arce y Delgado

En 1811 los salvadoreños eran los principales productores de añil, el colorante azul natural, pero no podían comercializarlo libremente. La búsqueda del libre comercio, sumada a la crisis económica del imperio español a inicios del siglo XIX lleva a intentar crear un gobierno independiente. El 5 de septiembre de 1811 Manuel José Arce y José Matías Delgado lideran un alzamiento. Simultáneamente en varios pueblos hay sublevaciones, pero completamente descontrolados. Solo la gente de San Salvador sigue a Arce y Delgado. Desde Guatemala se envían misiones a controlar el alzamiento, lo cual fue relativamente fácil.

Sublevación en San Salvador

El 24 de enero de 1814 se produce en San Salvador una sublevación encabezada por el alcalde Pedro Pablo Castillo. La represión fue muy fuerte, encarcelándose a todos los líderes. Manuel José Arce fue liberado tras jurar lealtad a Fernado VII rey de España. Castillo fue ahorcado.

Tras la salida de Bustamante se producen enfrentamientos entre liberales y conservadores, los cuales son controlados por el Brigadier Gabino Gainza, recién llegado de luchar contra los patriotas chilenos. En las naciones latinoamericanas comienzan las Declaraciones de Independencia de España.

Independencia de El Salvador

El 15 de septiembre de 1821 Guatemala, incluyendo los territorios de las actuales naciones de Costa Rica, Honduras, El Salvador y la misma Guatemala, se declaran independientes de España. Las circunstancias han llevado al Brigadier Gabino Gainza a firmar el acta de Independencia.

En 1822 las provincias guatemaltecas, incluyendo a El Salvador, fueron anexadas a México, lo cual fue rechazado por la comunidad salvadoreña. Desde Guatemala fueron enviadas tropas a El Salvador, las cuales fueron exitosamente rechazadas. En San Salvador se baraja la posibilidad de integrarse a los Estados Unidos de América. Los hechos ocurridos en México facilitaron las cosas. El Emperador Agustín Iturbide es expulsado, y el nuevo Congreso Mexicano dictamina que las provincias centroamericanas decidan su destino. Se acordó entones crear una federación llamada Provincias Unidas Centroamericanas, la cual existiría hasta 1838, cuando los demás países se separan, dejando a El Salvador como su único integrante, creando años después la República de El Salvador de Centro América.