Conductividad eléctrica y térmica

La conductividad es lo inverso a la resistencia, vale decir, es la capacidad de las sustancias de dejar pasar corriente o calor. Ésta depende de la estructura molecular del material y de la estructura atómica que posea, como también de factores físicos.


Conductividad eléctrica: La conductividad eléctrica es la capacidad de un material para dejar pasar la corriente eléctrica, en otras palabras, deja circular libremente las cargas eléctricas. Los átomos que poseen uno o más electrones libres en su capa u orbital externo (electrones que no están anclados al núcleo), son libres para desplazarse a través del material.

Conductividad térmica: La conductividad térmica de los materiales es una propiedad física que mide la capacidad que posee el material para conducir calor o transferir energía cinética.

Los metales poseen una gran capacidad de ceder electrones, por lo que es muy fácil establecer una corriente eléctrica entre ellos, por esta razón son buenos conductores de corriente eléctrica y por ende de calor.

Otros materiales como por ejemplo el vidrio y el caucho (el caucho es utilizado en las ruedas de automóviles y bicicletas, entre otros) poseen sus electrones fuertemente enlazados con otros átomos, por lo que estos electrones pertenecen a ellos y no pueden desplazarse libremente. Gracias a esta característica estos materiales son malos conductores de calor y electricidad, por ende funcionan como buenos aislantes.

Existen algunos materiales como el silicio y el germanio que no son ni buenos aislantes ni buenos conductores, entonces ¿qué son? A estos materiales que pueden comportarse como aisladores o conductores dependiendo de las propiedades físicas o de la temperatura se les denomina semiconductores ya que por ejemplo el silicio el germanio en su forma pura cristalina son aisladores regulares, no obstante cuando se agrega o quita un electrón (en su forma impura) son excelentes conductores.

En temperaturas suficientemente bajas, ciertos materiales poseen resistencia casi cero frente al flujo de cargas, es decir, poseen conductividad infinita, a estos materiales se les denomina superconductores. Dependiendo del material esta característica se puede dar a temperaturas muy bajas o a temperaturas muy altas (mayores a 100◦K).