Espectro auditivo

Conoce qué es el espectro auditivo, el rango de frecuencias e intensidades perceptibles.


Percibimos los sonidos de nuestro entorno a través de los oídos pero, pese a la gran importancia del sentido de la audición, en los humanos no se encuentra tan desarrollado como en otros mamíferos. No obstante nuestro rango de frecuencias audibles es bastante amplio y somos capaces de escuchar sonidos con frecuencias entre los 20Hz. y los 20.000Hz (ó 20 kHz) y con intensidades entre 0dB y 140 dB.

Frecuencias perceptibles

El espectro auditivo o campo tonal está formado por todas las frecuencias que el oído humano es capaz de percibir, para una persona con un oído sano este rango de frecuencias va de los 20Hz. a los 20.000Hz (ó 20 kHz.); estos márgenes disminuyen inevitablemente con la edad lo que genera pérdidas en la audición en las personas de edad avanzada, a esta baja natural de audición se le denomina presbiacusia.

El espectro de frecuencias audibles se puede dividir, de acuerdo al tono de los sonidos, en tres grupos:

  • Tonos graves: Entre 20 Hz. y 400 Hz.
  • Tonos medios: Entre 400 Hz. y 2 kHz.
  • Tonos agudos: Entre 2 kHz. y 20 kHz.

Las ondas acústicas con frecuencias menores a 20 Hz. se denominan infrasonidos y las que tienen frecuencias superiores a 20 kHz. ultrasonidos, ninguna de ellas es audible para el oído humano, lo que no quiere decir que ningún ser vivo pueda detectarlas.

La ballena azul puede escuchar sonidos entre 10Hz. y 40Hz., el elefante africano percibe frecuencias que van desde los 15Hz. hasta los 40 Hz, captando ondas clasificadas como infrasonido en el espectro humano. Algo similar pasa con los caballos, quienes escuchan sonidos entre 55Hz. y 32kHz. o los perros, los que con su desarrollada audición captan frecuencias hasta los 35kHz. aproximadamente, abarcando frecuencias que corresponden a ultrasonidos para las personas, otros animales como los delfines y los murciélagos utilizan ultrasonidos para medir la distancia hasta uno o varios objeto/s y ubicarse en el espacio, ello se denomina ecolocalización.

img15

Intensidades audibles

El nivel de intensidad (volumen) del ruido se mide en decibelios o decibeles (dB), el rango de intensidades audibles por una persona con un oído sano va entre los 0 dB y los 140 dB aproximadamente, siendo el oído el sentido con la capacidad de responder a un rango más amplio de estímulos.

Los 0 dB se denominan umbral de la audición, corresponde a la menor intensidad audible y los 140 dB son conocidos como umbral del dolor, ya en este punto la intensidad es demasiado alta lo que causa malestar físico en los oyentes.

Para que te hagas una idea del volumen que corresponde a cierta cantidad de decibeles, una conversación tranquila se puede mantener con un ruido ambiente bajo los 40 dB, sobre eso y hasta los 60 dB se debe mantener una conversación en voz alta, es difícil mantener una conversación entre 60dB y 90dB de ruido ambiente, con más de 90 dB es imposible mantener una conversación.  A continuación se señalan algunas actividades cotidianas con el nivel de ruido correspondiente a dichas acciones:

140 dB: Umbral del dolor
130 dB: Avión despegando
120 dB: Motor de avión en marcha
110 dB: Concierto
100 dB: Perforadora eléctrica
90 dB: Tráfico
80 dB: Tren, música muy fuerte.
70 dB: Aspiradora, grandes almacenes.
50-60 dB: Aglomeración de Gente, oficina, restaurante.
40 dB: Conversación, casa tranquila.
20 dB: Biblioteca, susurros.
10 dB: Ruido del campo
0 dB: Umbral de la audición

Hay situaciones que generan niveles de ruido más altos de los mencinados anteriormente, por ejemplo, el record Guiness de ruido en un estadio es de 137.5 dB y el estallido de una bomba atómica similar a la de Hiroshima y Nagasaki produciría un ruido de cerca de 200 dB.