Física del sonido

Conoce sobre más fenómenos asociados al sonido: Difracción, interferencia y pulsaciones del sonido.


Cuando una onda encuentra ‘obstáculos’ en su desplazamiento -como superficies con diversas características, agujeros o cambios de temperatura en el medio-, sufre modificaciones. Como el sonido es una onda no está exento de sufrir estos cambios que, como resultado, producen fenómenos como la difracción e interferencia.

Fenómenos asociados al sonido

Estos fenómenos sonoros se producen sólo cuando el medio en que se están propagando las ondas sufre alguna modificación, lo que ocurra con la onda dependerá del tipo de modificación, de este modo, si la onda se encuentra con:

  • Una rendija (agujero pequeño), se difractará
  • Otra onda sonora, harán interferencia

Difracción:

Posibilita que la dirección de propagación se amplíe, se produce cuando la longitud de onda es similar al tamaño de la abertura por la que pasa el sonido. Esto permite que el sonido difractado por un pequeño agujero llene toda una habitación, ya que la ranura actúa como una segunda fuente sonora expandiendo el sonido en todas direcciones.

difraccion

Interferencia:

Es la capacidad de las ondas sonoras de superponerse sin perder las cualidades específicas de cada una. Cuando mezclamos dos colores (amarillo y azul por ejemplo) obtenemos un tercer color (verde), distinto a los dos originales; eso no ocurre con las ondas sonoras, podemos mezclar dos o más de estas ondas y reconocer cada uno de los sonidos que la componen (como en una pieza musical).

Un caso especial de Interferencia son las pulsaciones o batidos. Ellas de producen debido a la superposición de ondas con frecuencias similares (con una diferencia entre 15 y 20 Hz), el oído humano no es capaz de diferenciarlas y percibe una única onda cuya frecuencia corresponde al promedio de las frecuencias presentes. Si las ondas superpuestas tienen frecuencias f1 y f2 respectivamente, de acuerdo a lo anterior, la onda percibida por el oído tendrá una frecuencia de (f1+f2)/2.

Las pulsaciones se producen por el desfase continuo de las ondas a medida que transcurre el tiempo. Las ondas que aparecen en la parte superior de la imagen son dos ondas de frecuencias similares y la de abajo es la onda resultante de la superposición de ambas. Como ves la amplitud de la onda resultante no es la misma que de las ondas que generan la pulsación, es más, ni siquiera es constante en el tiempo, ello se debe a que la amplitud corresponde a la suma de ambas amplitudes.

pulso