Fuentes y propagación de ondas de sonido

Conoce diferentes fuentes y formas de propagación de las ondas de sonido.


Para que un cuerpo sea considerado una fuente emisora o generadora de sonido, éste debe cumplir con algunas condiciones entre las cuales tenemos, que un cuerpo vibre, es decir produzca una onda y además, un medio elástico a través del cual esa vibración se pueda transmitir. Un ejemplo claro de lo anterior es una campana (fuente emisora) y el aire (medio de transmisión).

Cuando un cuerpo cumple con estás condiciones, lo consideramos una fuente emisora de sonido, ahora si nos detenemos un momento podemos darnos cuenta que los objetos a nuestro alrededor que generan sonidos son de variadas formas, materiales y dimensiones. Esto es evidente si observamos por ejemplo una banda de música.

jzbk1
Fuente:  www.zonadejazz.com

En ella claramente podemos dimensionar la variedad de cuerpos que emiten sonido, a pesar de esto resulta sencillo agrupar a todos ellos en tres fuentes distintas de vibraciones: las vibraciones emitidas por cavidades (la trompeta), las vibraciones emitidas por cuerdas (el contrabajo) o bien las vibraciones emitidas por láminas (el platillo de una batería).

Fuentes de Vibraciones

Cavidades: el sonido generado por el paso del aire a través de cualquier objeto vacío, cóncavo o hueco, independiente de cuál sea su material, madera, metal o plástico, es un ejemplo de vibraciones en cavidades y se genera debido al movimiento de las partículas o moléculas en su interior.

Láminas: al golpear o agitar reiteradas veces una plancha de metal, plástico o cualquier otro componente flexible, se generará un sonido propio de las vibraciones emitidas en láminas y dependerá directamente de su forma.

Cuerdas: al tensar un hilo o cable, independiente de cual sea su material, y ejercer una fuerza sobre él, alejando la cuerda  de su posición de equilibrio, se produce una vibración que percibimos como un sonido.

Medio de Transmisión

Un medio de transmisión es cualquier sistema formado por materia (átomos o moléculas) y en cualquier estado (sólido, líquido, gas o plasma). La velocidad con que se transmite el sonido va a depender de que tan juntas se encuentren las partículas que componen el medio de transmisión. Por ejemplo:

  • En el aire (0°C)  de 331 m/s
  • En el agua de 1480 m/s
  • En la madera 4500 m/s

Sin embargo para una mejor comprensión nos enfocaremos en la transmisión del sonido a través del aire. Las partículas que componen el aire al recibir la energía que transmiten las ondas sonoras hacen que estás vibren y traspasen esa energía a las contiguas, formándose unas zonas donde las partículas se encuentran más juntas, llamadas zonas de compresión, y otras zonas donde se encuentran más separadas, llamadas zonas de rarefacción.

Compresion
fuente:  www.angelfire.com

Debido a que las partículas no se desplazan al transmitir la onda, sino que solo vibran, se dice que el sonido es una onda mecánica y a su vez como la transmisión es en la misma dirección en que se generó la onda, se dice también que es una onda longitudinal. Finalmente podemos decir entonces que el sonido es una onda mecánica longitudinal.