Los Agujeros Negros

Te invitamos a conocer los agujeros negros; un tipo invisible de cuerpo cósmico, que aún presenta muchas dudas acerca de sus características.


 ¿Qué es un agujero negro?

Este concepto nace en el año 1916, a manos de un astrónomo alemán, llamado: Karl Schwarzschild, a partir de la base de la Teoría de la Relatividad, propuesto por Albert Einstein.

Los llamados agujeros u “hoyos” negros, son cuerpos que forman parte del Universo y que poseen un campo gravitacional tan grande, que no permiten la fuga de ningún tipo de radiación. Por este motivo, es que se apellidan: “negros”, dado que no generan luz, alguna.

Dada su característica principal, la falta de luminosidad, es que no pueden ser observados, o al menos, aún no han sido captados por el ojo humano y su tecnología espacial. Se sabe de su existencia, debido a que, sí ha podido visualizarse, cuando un cuerpo, como por ejemplo una estrella, impacta contra uno de ellos, desapareciendo. También se ha observado, cómo grupos de estrellas giran en torno a algo que no puede ser capturado por la vista, por ser invisible.

Otro de sus rasgos fundamentales, consiste en que, si pudiésemos estudiar un hoyo negro, sólo podríamos ver lo que ocurre en su exterior, mas no, el proceso interno que se lleva a cabo en él.

Se ha descubierto, tras décadas de investigación, que un agujero negro, tiene la particularidad de romper con la relación espacio – tiempo; ya que si un científico pudiese ver uno de estos cuerpos, sólo podría hacerlo, desde el pasado o desde el futuro, mas nunca, en el presente. Esto es denominado por Stephen Hawking, como: “Censura Cósmica”.

Al igual como ocurre con la Teoría del Big – Bang, los agujeros negros rompen, no sólo con la relación espacio – tiempo; sino también, con las leyes de la física y la capacidad predictiva propia de las matemáticas; en otras palabras, los agujeros negros, quiebran todas las formas de conocimiento, generadas por el hombre a lo largo de los siglos.

Un dato interesante acerca de los agujeros negros, es que los agujeros negros no chocan entre ellos, absorviéndose unos a otros; sino que, formarían especies de “gusanos”, como expresa Hawking, los que podrían transportarnos a otras dimensiones.

 ¿Cómo se origina un agujero negro?

Se originan, debido a que una gran cantidad de material, que se encuentran en el cosmos, se agrupa, en un espacio muy pequeño, motivo por el cual, se genera una tremenda acumulación de fuerza gravitatoria, lo que tendría como consecuencia, la autoabsorción de todos esos cuerpos, así como de todo aquello que impacte en él.

 ¿Cuál es el tamaño de un agujero negro?

Se especula que un agujero negro, tendría un kilómetro de diámetro, pero que, en ese diámetro tan pequeño, se albergaría una masa igual a la que posee nuestro planeta Tierra o, el correspondiente a la reunión de varios soles.

Tipos de agujeros negros

 Existen dos tipos de hoyos negros:

1. Agujeros Primordiales

Son agujeros muy pequeños, pero que viajan a velocidades tan extremas, que terminan por desaparecer.

2. Agujeros Supermasivos

Son los que se caracterizan por poseer una masa de miles de soles, ubicados en un espacio muy pequeño, en cuanto a su diámetro. Se dice que hacen girar a las galaxias. Poseen dos subtipos:

  • Aquellos que poseen una densidad muy baja, pero que a cambio, tienen una masa enorme y;
  •  Los que se caracterizan por tener una densidad baja, pero concentrada en un espacio muy pequeño y con una masa, que también es baja.

Un ejemplo de este tipo de agujero negro, es el descubierto en el año 2004 y denominado: “Blazar”. Este, se encuentra en el centro de una galaxia ubicada a 12.700 millones de años luz de la Tierra y posee una masa que es doce mil millones de veces mayor, que la de nuestro Sol.

Telescopio espacial Hubble y los agujeros negros

Este telescopio espacial, captó un agujero negro, convirtiéndose, este hecho, en una prueba de su existencia. Este agujero fue captado en el centro de la Galaxia denominada M87. Se llegó a esta conclusión, debido a que este cuerpo poseía 3 millones de masas solares.

Stephen Hawking y sus últimas teorías acerca de los agujeros negros

Stephen Hawking es un científico británico,  que ha dedicado su vida al estudio de este fenómeno. En su último avance, ha señalado que los agujeros negros no existen o que, no son específicamente, como los hemos conocido hasta ahora. La diferencia radica, en que, según este estudioso, los hoyos negros no harían desaparecer los objetos que llegan hasta él; sino que, los liberarían nuevamente en el cosmos, pero con un orden absolutamente diferente, lo que impediría la posibilidad de reconstruir esos cuerpos.