Los campos magnéticos

Te invitamos a conocer los campos magnéticos; un espacio, en el que confluyen fuerzas eléctricas. Aprende más, sobre este tema, a continuación.


¿Qué es un campo magnético ?

Un campo magnético se produce cuando se genera una atracción, sobre un conjunto de fuerzas, que se encuentran en movimiento. Si la fuerza se haya en estado de en reposo;  estamos frente a un campo eléctrico.  La dirección y la magnitud, determinan un campo magnético. Por poseer estos elementos, su naturaleza es de tipo vectorial. Este concepto nace en el siglo XIX, cuando se descubre que la electricidad, se encuentra íntimamente relacionada con el magnetismo.

El voltaje, o la potencia de la fuerza eléctrica, es el rasgo que determina el tamaño o la magnitud que tendrá un campo magnético. Si las ondas se producen de forma continua, su longitud, será menor.

Otro elemento, que marca la magnitud de un campo magnético, es la longitud de la onda que se genera, a partir de la la relación, entre dos o más cuerpos que se atraen. La longitud de onda, se puede definir como la distancia entre las ondas que se producen en un campo magnético.

Por ejemplo, cuando enciendo el televisor, en mi hogar, se produce de inmediato, un campo magnético, invisible a nuestros ojos, alrededor de este aparato.

La teoría de los campos magnéticos, surge, a partir, del concepto, denominado: magnetismo.

El magnetismo

El magnetismo es la fuerza que atrae a dos cuerpos o también, puede ser la fuerza que hace que estos, se repelan. Un ejemplo de magnetismo, es el fenómeno ocurrido entre un imán y el hierro.

Para que se produzca magnetismo entre dos o más elementos, es necesario conocer la carga eléctrica de cada uno de ellos. Cuando dos cuerpos se atraen, es porque su carga eléctrica es opuesta; y, se repelen, cuando poseen la misma.

Existen variadas teorías que intentan explicar el funcionamiento de los campos magnéticos. Estas son:

1. Teoría de Maxwell

Esta teoría, acuñada en el siglo XIX, señala que la electricidad y el magnetismo, son dos elementos imposibles de separar, así como tampoco es posible concebir un campo magnético, en el que no se presenten dos polos o fuerzas electromagnéticas, opuestas.

2. Teoría de Weber

Esta teoría, expresa que todos los campos magnéticos, están conformados por partículas imantadas. Sin esto, es imposible que se produzca este fenómeno.

3. Teoría de Ewing

Este científico, se dedicó al estudio acerca de qué hace que un cuerpo sea magnético o posea propiedades de este tipo. Llegó a la conclusión, de que un cuerpo se magnetiza, cada vez que se agranda un dominio magnético, en el caso de que el campo sea de características débiles. Cabe señalar, que un dominio, es el cambio en la dirección, que posee la fuerza de un elemento, cuando se encuentra con otro, que lo atrae hacia su centro.

4. Teoría de Ampere

Esta teoría señala que se produciría magnetismo, debido a que los cuerpos poseen partículas con corrientes que van en direcciones diferentes y no, debido a la presencia de dos polos, únicos y opuestos.

Tipos de campos magnéticos

Existen dos tipos de campos magnéticos: Los ionizantes y los no ionizantes.

1. Campos magnéticos Ionizantes

Son campos de mayor frecuencia, es decir, transportan una mayor cantidad de ondas, en un menor tiempo. Esta frecuencia mayor, permite que se rompan los enlaces de las moléculas sobre las cuales influyen. Un ejemplo de esto, son los rayos X.

2. Campos magnéticos No Ionizantes

Son los campos producidos por ondas que se encuentran más separadas, debido a que se producen en frecuencias de tiempo, más distantes entre sí. Un ejemplo, de esto, es la corriente eléctrica que utilizamos en nuestros hogares. Este tipo de campo, no es capaz de romper enlaces moleculares, por este motivo, podemos utilizarlas, en nuestra vida cotidiana.

La Tierra y su campo magnético

La Tierra, posee un campo magnético, originado, debido a que nuestro planeta cuenta, en su interior, con un centro líquido. Este centro líquido, a su vez, tiene un núcleo sólido. Dicho núcleo, generaría una fuerza magnética hacia el exterior de la Tierra, formando un campo magnético. Esto fue comprobado, a través del estudio de las agujas de las brújulas. Estas se mueven, debido a la presencia de este campo natural.