Los Cometas

Conoce en profundidad los cometas: su definición, principales características, origen y ¿cómo se estableció su trayectoria?.


En las épocas antiguas los cometas eran interpretados por la gente como presagios de que algo malo ocurriría, pues en aquellos años no se sabía ciencia cierta que eran y por qué cada cierto tiempo aparecían en los cielos con su espectacular cola y luego se iban, durante la antigüedad en distintas épocas y distintos lugares fueron dibujados en pinturas y obras artísticas. Eran enigmáticos, producían curiosidad y hasta temor en la gente. Los análisis y especulaciones que trataban de revelar sus secretos chocaban con la teoría que se consideraba verdadera con respecto al cosmos en esos años, la llamada teoría de las esferas cristalinas o geocéntrica, la cual establecía que la tierra estaba ubicada en el centro del universo, y el sol y los planetas giraban en torno a ella en órbitas circulares. Más adelante científicos como Kepler, Halley, Isaac Newton y otros lograron establecer la verdad respecto a preguntas como ¿qué son los cometas?, ¿cuál es su trayectoria? y ¿cuáles son las leyes que rigen el universo y a los cometas?.

Luego, más adelante con los avances de la ciencia se ha podido recopilar aun mayor información acerca de ellos. En las siguientes líneas se presentarán más detalles acerca de los cometas y se entregará información respecto a su definición, características, propiedades y algunos otros datos acerca de estos espectaculares cuerpos físicos que atraviesan los cielos cada cierta cantidad de años.

En la siguiente imagen figura fotografiado el popular “Cometa Halley”:

Cometa Halley

Cometa Halley

 

Definición y características de los cometas

Son cuerpos de formas irregulares, de pequeño tamaño, constituidos por hielo y polvo que orbita alrededor del sol en trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Se caracterizan por llevar una cabellera o cola larga y luminosa, la que corresponde simplemente a la sublimación del hielo de su superficie al ser calentado por la energía radiante del sol, razón por la cual la cola se ubica siempre en sentido opuesto al del sol. Ésta fue una de las primeras observaciones científicas serias que se hizo respecto de los cometas, mientras el cometa se aleja del sol es menor la cantidad de materia que pierde, esto resulta evidente pues al alejarse del astro el calor que recibe disminuye por lo tanto será menos el material que se sublime, en el núcleo del cometa se encuentra casi la totalidad de la materia sólida de éste.

Origen de los cometas

Se ha establecido hace unos pocos años que los cometas provienen de una inmensa nube de material ubicada en el sistema solar conocida como “Nube de Oort”, que recibió su nombre gracias al astrónomo Jan Oort que junto a Fred Whipple descubrieron su existencia en mitad del siglo 20.

Ambos científicos establecieron que la “Nube de Oort” está compuesta por objetos de hielo, amoniaco y metano. Se encuentra ubicada en los límites del sistema solar, razón por la cual se ve expuesta a las atracciones gravitatorias de cuerpos como estrellas u otros objetos que al acercarse a ella perturban su material, logrando que desprenda hacia el interior del sistema solar grumos de materia que forman el núcleo de los cometas, sin embargo, nunca ha sido vista directamente.

Cómo se estableció la trayectoria de los cometas

Kepler logró refutar la teoría de las esferas cristalinas que se aceptaba en la antigüedad y estableció que los planetas giraban alrededor del sol en órbitas elípticas, sin embargo, dijo que los cometas se desplazaban en trayectorias rectilíneas equivocándose al respecto, más tarde el matemático, físico y astrónomo Isaac Newton estableció la conocida ley de gravitación universal, que establece la fuerza con que los cuerpos se atraen según su masa y su distancia. De acuerdo a esta ley, los cometas se desplazaban en órbitas elípticas alrededor del sol, más tarde un científico conocido como Edmund Halley usando la ley de Newton, y recopilando información acerca de apariciones de cometas estableció el recorrido de un cometa conocido como “Cometa Halley”, que más tarde se transformaría en el cometa más popular, el predijo según cálculos en qué fecha volvería a pasar cerca de la tierra demostrando así que se trataba del mismo cometa y no dejando ninguna duda acerca de que la trayectoria que este seguía era elíptica y que orbitaba alrededor del sol.