Las Clasificaciones Climáticas

Print Friendly

Se suele clasificar a los climas en relación a diversos componentes o dimensiones, aunque de ellas las más usadas son la clasificación empírica y la clasificación genética; la primera caracteriza a los climas por la forma en que se combinan los elementos del climas; la segunda clasifica a los clima según la magnitud de factores como la circulación atmosférica, las masas de aire y las clases de tiempo.

La clasificación climática que ha logrado mayor aceptación entre los geógrafos es la que propuso W. Köeppen, y que es reconocida por establecer 5 grandes grupos de climas, los que son nombrados con las 5 primeras letras del alfabeto.

Grupo A (clima tropical lluvioso)

En este tipo de climas la temperatura promedio durante el año se eleva por sobre los 18º C, por lo que no se presenta una estación invernal y las precipitaciones son frecuentes e intensas.

Grupo B (climas secos)

En esta clase de clima la gran evaporación que producen las elevadas temperaturas impiden la presencia de precipitaciones, generando la escasez de los recursos hídricos.

Grupo C (climas templados y húmedos)

En este clima la temperatura promedio durante el mes más cálido supera los 10º C, mientras que durante el mes más frío oscila entre 18 y -3º C.

Grupo D (climas templados de invierno frío)

La temperatura promedio del mes más helado no sobrepasa los -3º C, y la del más cálido supera los 10º C.

Grupo E (climas polares)

En los climas polares no existe la estación cálida y las temperaturas anuales no sobrepasan los 10º C; no obstante, cuando durante el mes más cálido las temperaturas promedio oscilan entre los 0 y los 10º C, Köeppen distingue el grupo ET (clima de tundra), y en la posibilidad de que las temperaturas medias de ningún mes superen los 0º C establece el grupo EF (clima de hielo permanentes).