Climas de Chile

Como consecuencia de tener más de 4.000 kilómetros de extensión y por su distancia respecto a la línea del Ecuador (factor que incide en la distribución de la luminosidad y de las temperaturas), nuestro país posee una enorme diversidad climática.


Esta mencionada diversidad se ve favorecida por la disposición norte-sur de las macroformas del relieve chileno, las que muchas veces actúan como biombos climáticos; por la influencia de las corrientes marinas, en particular en la que se origina por la corriente de Humboldt, ya que regula las temperaturas y establece diferencias entre el comportamiento atmosférico de las regiones costeras y las interiores; en última instancia, la ubicación de los centros de alta y baja presión, generan condiciones de gran estabilidad en el norte del territorio y de estacionalidad en el resto del país.

Las particulares y específicas condiciones climáticas de nuestro territorio, las que se asocian a los recursos naturales existentes en el país, posibilitan la existencia de diversas unidades ambientales que influyen, en distintos grados, en la organización económica y social de la población nacional.

En términos generales, se puede decir que en el territorio chileno se pueden localizar 3 grande zonas climáticas. En el norte prevalecen los climas desérticos y estepáricos, los que se caracterizan principalmente por los bajos niveles de pluviosidad. En la zona central y sur predomina el clima templado, siendo muy fácil identificar cuatro estaciones en el año; cabe decir que a medida que se avanza hacia el sur las precipitaciones aumentan progresivamente. En la zona austral, a diferencia del resto del territorio, se halla un clima lluvioso y extremamente frío.

A pesar de lo indicado más arriba, a lo largo de todo el territorio nacional se pueden hallar climas específicos localizados en determinadas zonas del país. En el siguiente análisis revisaremos cada uno de ellos.

Desértico Costero

Este clima se ubica en el borde costero de Arica y el valle del río Elqui. Su principal característica es su aridez, la que está determinada por la presencia del anticiclón del Pacífico. Las temperaturas son moderadas y alcanzan un promedio de 18º C y su pluviosidad es extremamente baja, pues no los índices de agua caída no superan el rango de 1 a 10 mm cúbicos anuales. En este clima, destaca la presencia de las denominadas camanchacas o neblinas costeras, las que son consecuencia de la influencia de la corriente de Humboldt.

Desértico Normal

Este clima se localiza en la zona de la Depresión Intermedia, ente las ciudades de Arica y Vallenar, y su principal característica son las escasas precipitaciones, las que se experimentan principal y esporádicamente durante el fenómeno del invierno boliviano, lo que produce que los cielos del territorio que posee este clima sean llamativamente claros y limpios, situación que es aprovechada por la investigación astronómica con la instalación de un conjunto de observatorios. El promedio de las temperaturas es de 18º C, aunque existe una gran amplitud térmica diaria pues las temperaturas diarias pueden presentar una diferencia de 35º C entre los valores máximos y mínimos. En este clima, se presenta la mayor aridez del mundo, pues en él se halla el Desierto de Atacama.

Desértico y Estepárico de Altura

Este clima se ubica en el sector andino del norte del territorio chileno, entre los 2.500 y los 3.500 metros de altura. En estos sectores las precipitaciones aumentan y se concentran en la temporada estival, debido al efecto del invierno boliviano, y alcanzan niveles entre 90 y 170 mm cúbicos , principalmente en la zona oriental del altiplano chileno. Las temperaturas descienden en forma proporcional al aumento de la altura, llegándose a producir promedios térmicos menores a 10º C.

Estepárico Costero

Este clima se ubica entre La Serena y Zapallar y posee características de semiaridez, presentando temperaturas que en promedio alcanzan 15º C, con una escasa oscilación térmica debido a la influencia oceánica. Los niveles de pluviosidad son relativamente bajos y se elevan de norte a sur, alcanzando cifras de entre 130 y 350 mm cúbicos anuales. La principal característica de este clima es la gran nubosidad matinal que cubre el área abarcada.

Estepárico Interior

Este clima se localiza entre los valles transversales ubicados entre los ríos Copiapó y Aconcagua. El clima estepárico interior no presenta muchas variaciones respecto el costero en relación al promedio de temperaturas, aunque si posee una mayor amplitud térmica por la lejanía del océano. De la misma forma, las precipitaciones son escasas y discontinuas y en ocasiones se suceden largos periodos de sequía, los que poseen carácter cíclico. Al igual que en otros sectores del norte del territorio, los cielos de esta parte del país se destacan por la su limpieza y adecuación para las observaciones astronómicas y en cerros de la región se han instalado importantes observatorios como El Tololo y La Silla.

Mediterráneo con Estación Seca Prolongada

Este clima se presenta entre los ríos Aconcagua y Maule, y bajo su influencia se desarrolla la vida de la mayor parte de la población del país. Sus temperaturas son moderadas y alcanzan un promedio de 14º C. Las precipitaciones son más regulares que en el clima anterior y se concentran en la estación invernal, y aumentan a medida que se avanza hacia el sur; el índice de pluviosidad fluctúa entre 300 y 700 mm cúbicos . La característica más representativa de este clima es la prolongación de la estación seca, la que dura aproximadamente siete meses.

Mediterráneo con Estaciones Semejantes

Este clima se halla desde la cuenca del río Maule hasta las inmediaciones de Traiguén. Sus temperaturas promedio van en descenso, y pueden alcanzar una cifra de 12º C anuales, a lo que se suma una estación estival con temperaturas moderadas. Hay mayor presencia de lluvia que en la región anterior, y pueden llegar a un rango de 700 y 1.300 mm cúbicos al año. Un aspecto distintivo de este clima es la similitud en la duración de las estaciones del año.

Templado Lluvioso

Este clima se desarrolla entre la zona de Traiguén y Puerto Montt. Posee un promedio de temperaturas anuales que descienden en gradualmente y una moderada amplitud térmica debido a la cercanía del océano y por la presencia de una gran cantidad de lagos en el interior. El principal rasgo de este clima es la elevada presencia de precipitaciones, las que son experimentadas durante la mayor parte del año; sus índices de pluviosidad son altos y varían entre 1.200 y 2.000 mm cúbicos al año, correspondiendo a la estación invernal los meses de mayor precipitación.

Marítimo Lluvioso

Este clima se presenta entre Puerto Montt y la península de Taitao, y se caracteriza por poseer bajas temperaturas que disminuyen a medida que se avanza hacia el sur, las que sólo alcanzan un promedio anual de 9º C. Las precipitaciones son elevadas y están presentes en la mayor parte del año, y por ello el índice de pluviosidad supera con creces la marca de los 2.000 mm cúbicos al año. Un rasgo distintivo de este clima, junto con su alta pluviosidad, es la presencia constante de vientos que provienes desde el oeste.

Templado Frío Lluvioso

Este clima se desarrolla entre la península de Taitao y el Estrecho de Magallanes y se caracteriza por las bajas temperaturas que presenta anualmente; estas no superan los 7º C y sólo durante unos meses al año se experimentan temperaturas que superan los 10º C. Otra característica de este clima es la alta presencia de nubes en sus cielos, un fenómeno que se produce por la alta cantidad de precipitaciones que se suceden en todo el año; el índice de pluviosidad de este clima supera con amplitud la barrera de los 3.500 mm cúbicos al año.

Estepárico Frío

Este clima posee características semiáridas y se ubica en los sectores que comprenden a la Patagonia chilena, los que se hallan en dos regiones. La primera de ellas ocupa el territorio entre los 44º y 48º de latitud sur; y la segunda región se ubica en los territorios continentales que circundan al Estrecho de Magallanes, en la denominada Tierra del Fuego. Este frío clima se caracteriza por presentar un bajo promedio de temperaturas, los que sólo llegan a unos 6º C anuales. Por otro lado, las precipitaciones son elevadas en la primera zona señalada, tienden a disminuir en la región ubicada más al sur; el índice de pluviosidad fluctúa en un rango de 1.200 a 500 mm cúbicos al año.

Tundra

Este clima se localiza en las islas del extremo austral del territorio nacional, a partir de alrededor los 51º de latitud sur y se caracteriza por poseer la mayor presencia de precipitaciones en todo el año: las lluvias alcanzan promedios anuales que superan fácilmente los 3.500 mm cúbicos al año; de hecho, en la zona de las islas Evangelistas se pueden experimentar más de 5.000 mm cúbicos al año.

Hielo de Altura

Este clima sólo se ubica en las más altas cumbres andinas, por sobre las líneas de las nieves, y también en los campos de hielo cercanos a la Patagonia. El clima de hielo de altura posee muy bajas temperaturas que no sobrepasan los 0º C, y que se ven complementadas por la presencia de fuertes vientos. Las precipitaciones en este clima no se presentan en forma de lluvias, sino que de nieve.

Polar

Este clima se localiza en el Territorio Antártico Chileno y presenta temperaturas muy bajas que sólo alcanzan un promedio anual de 3º C. En este clima es sumamente dificultoso medir el índice de pluviosidad por que las precipitaciones se presentan en forma de nieve y ventiscas.

Tropical Lluvioso

Este clima se ubica en la Isla de Pascua, en lo que corresponde al Territorio Insular de nuestro país y presenta una temperatura promedio anual de 20º C, y por efecto de la cercanía del océano la amplitud térmica es muy baja. Las precipitaciones están presentes a lo largo de todo el año, y llegan a promediar los 1.000 mm cúbicos al año. La principal característica del clima tropical lluvioso es una alta presencia de humedad, la que puede alcanzar una media de 80%.