Grandes Unidades Geográficas de Chile

La estructura del relieve de nuestro territorio permite identificar claramente la presencia de varias unidades geográficas mayores con características y rasgos propios en ambos continentes.


En Sudamérica, la primera de ellas es la zona del Norte Grande, que se inicia en el límite de Chile con Perú y que se extiende hasta los 27º de latitud sur, en las proximidades de Copiapó; tras esta unidad podemos hallar la zona denominada Norte Chico, que desde Copiapó alcanza los márgenes del río Aconcagua; continúa, en tercer lugar, la zona del Valle Central que se extiende hasta los 44º de latitud sur, en donde se hallan las islas Guaitecas; en última instancia aparece la zona de los Canales, la que comienza al sur de las Guaitecas y finaliza en la región del Cabo de Hornos.

En el continente Antártico, hasta los 77º de latitud sur se ubica la región conocida como Península Antártica; a esta le sigue la zona del casquete polar, y que llega hasta el mismo Polo Sur (90º).

El Relieve Sudamericano

El Norte Grande

El Norte Grande se caracteriza por poseer una estructura que de oeste a este contiene los siguientes elementos: una elevada Cordillera de los Andes con volcanes y nevados, la que alcanza alturas de más de 6.000 metros y contiene la cumbre más alta de Chile (el nevado Ojos del Salado). La Depresión Intermedia o longitudinal, es una zona que se caracteriza por la presencia de unidades menores conocidas como “pampas” y por la existencia del desierto más seco del mundo, el Despoblado de Atacama. En el Norte Grande la Cordillera de la Costa, se presenta como una cadena montañosa maciza y compacta que alcanza alturas de hasta 1.500 metros y anchos de hasta 50 kilómetros; esta macroforma del relieve, además, actúa como biombo climático pues evita la penetración de la humedad costera en el interior del continente. Las Planicies Litorales que nacen en las faldas de la Cordillera de la Costa, en esta región del país se caracterizan por la presencia de una vasta zona de acantilados y farellones que llegan a los 1.000 metros de altura en promedio y que dificultan la ocupación humana, una situación que se ve complementada por su escaso ancho.

El Norte Chico

El Norte Chico se caracteriza por la presencia de los denominados “valles trasversales” que recorren este territorio desde la Cordillera de los Andes hasta la línea de la costa. Este último es el rasgo más importante del macizo andino, el que ve interrumpida su actividad volcánica y ve descender su altitud. La Depresión Intermedia tiende a desaparecer, de la misma forma que lo hace la Cordillera de la Costa. Debido a la influencia de los valles transversales, las Planicies Litorales recuperan su extensión y permiten la presencia de grandes centros urbanos.

El Valle Central

Los elementos del relieve que caracterizan a la región del Valle Central son muy similares a los del Norte Grande, pues la Cordillera de los Andes recupera sus grandes alturas y vuelven a aparecer elevados conos volcánicos con sus cumbres nevadas. La Depresión Intermedia, debido al ancho y amplitud que alcanza (50 a 60 kilómetros en promedio) da forma al denominado Valle Central, una región en la que se concentran las actividades agrícolas del país, las que son irrigadas por las aguas de los ríos que nacen de los deshielos que ocurren en el macizo andino. La Cordillera de la Costa nuevamente se sitúa como un cordón montañoso, de características boscosas, que funciona como biombo climático y que a lo largo de su extensión presenta diversas alturas y formas. En esta región las Planicies Litorales presentan sus mayores extensiones y permiten la existencia de asentamientos humanos.

La Zona de los Canales

En la zona de los Canales la Depresión Intermedia vuelve a desaparecer, siendo la principal característica la presencia de un sinfín de valles transversales y longitudinales y de fiordos, los que deben su origen a la erosión provocada por los hielos glaciares; de la misma forma el volcanismo se reduce considerablemente y es reemplazado por la existencia de grandes campos de hielo, los que son vestigios de la antigua presencia de enormes casquetes polares que en una época cubrieron toda la zona de los Canales.

El Relieve Antártico

La Península Antártica

En la Península Antártica vuelven a aparecer las formas de relieve presentes en gran parte del territorio chileno. La Cordillera de los Andes reaparece como una alta meseta cubierta por el hielo. La Depresión Intermedia en el continente blanco se halla cubierta por las aguas antárticas de los mares de Bransfield, el estrecho de Gerlache, el canal Grandidier, la bahía Margarita y el canal Jorge VI. En la Península Antártica la Cordillera de la Costa aparece bajo la forma de una secuencia de islas, de las cuales algunas son conos volcánicos activos.

El Casquete Polar

La zona del Casquete Polar antártico es distinta todas las demás unidades geográficas del territorio chileno, no sólo porque posee una cubierta de hielo a través de los cuales sobresalen algunos picos rocosos, entre los que se hallan las mayores alturas del continente blanco, sino también porque esta constituida por un cordón montañoso diferente a los presentes en el resto del relieve chileno: la cordillera de las Montañas Transantárticas, un macizo montañoso mucho más antiguo que la Cordillera de los Andes. Otro rasgo que diferencia al Casquete Polar de la demás unidades geográficas de Chile es que en sus márgenes la supervivencia del hombre está supeditada a la presencia de elementos tecnológicos específicos que aseguren el sustento.