Antecedentes Primera Junta de Gobierno de Chile

Al igual que en España, durante el año 1808 en Chile se comenzaba a desarrollar una crisis en el orden político que terminaría por transformar definitivamente las relaciones entre la metrópoli y Chile.


A comienzos de 1808, asumió el cargo de gobernador Francisco Antonio García de Carrasco, quién progresivamente se convirtió en el foco de un largo conflicto entre la aristocracia criolla y los funcionarios españoles.

Los principales acontecimientos que generaron la impopularidad de García de Carrasco tuvieron que ver con: la prórroga ilegal que decretó sobre la rectoría de la Real Universidad de San Felipe; la confiscación del cargamento del barco británico Scorpions; y el posterior asesinato del capitán de la tripulación; el envío forzado a España de las lanzas de caballería; la mala relación que el Gobernador desarrolló con el Cabildo de Santiago; el rechazo a la realización de elecciones de los diputados que representarían a Chile en las Cortes Extraordinarias de Cádiz; y en último lugar la detención de José Antonio de Rojas, Bernardo de Vera y Juan Antonio Ovalle, los que eran partidarios de levantar una Junta de Gobierno autónoma. La suma de estos hechos redundó en una posición insostenible para García de Carrasco y en julio de 1810, agobiado por la presión de la aristocracia, el Cabildo e incluso la Real Audiencia, presentó su renuncia.

Como reemplazante del gobernador saliente fue nombrado Mateo de Toro y Zambrano, un acaudalado terrateniente que se había destacado durante la Colonia por su contribución a la Corona mediante el ejercicio de cargos públicos y militares. El interinato de Toro y Zambrano fue percibido por el Cabildo de Santiago como una oportunidad para la formación de una Junta de Gobierno y en repetidas ocasiones sus miembros expusieron al nuevo gobernador esta intención. Por otro lado, la Real Audiencia se manifestaba en contra de los deseos independentistas y se esforzaba por hacer perdurar la institucionalidad colonial; sin embargo, la presión del Cabildo fue mayor y el gobernador convocó a una asamblea para discutir las intenciones de los vecinos de Santiago.

Esta reunión se realizó el 18 de septiembre de 1810 y su principal decisión fue la formación de una Junta de Gobierno, la que oficialmente se denominó Junta Gubernativa del Reino de Chile. La principal característica de esta nueva institución de gobierno era su carácter transitorio y su limitada representatividad, ya que en su creación sólo participaron los miembros de la aristocracia santiaguina; este hecho implicó que se determinara que su poder se extendería hasta la reunión de un Congreso Nacional en el cual estuviera representada la totalidad de la población de Chile. La presidencia de esta Junta fue ejercida por el mismo Toro y Zambrano.

Es preciso señalar que la formación de la primera Junta de Gobierno en Chile dio comienzo a un complejo proceso que terminaría con la definitiva independencia de Chile y el surgimiento de una nueva institucionalidad de carácter republicano.