Creación de Carabineros de Chile

En 1927, cuando Carlos Ibáñez gobierna en forma provisoria, es creada una institución para ordenar las fuerzas policiales ya existentes. Carabineros se moverá entre el mayor prestigio y el mayor rechazo según las circunstancias.


Cuando Chile se independiza en 1818 se mantuvo la tradición de administrar cada municipalidad su propia policía. Estas organizaciones eran esencialmente urbanas, dejando las zonas rurales bajo el control de los mismos hacendados o en ayuda al ejército. En 1896 se cambió la ley creándose en las ciudades capitales provinciales una policía, controlada por el gobierno y financiada por el Estado. Las demás comunas mantuvieron a sus policías municipales.

Cuerpo de Carabineros

En 1902 fue creado el Cuerpo de Carabineros, para actuar en las zonas rurales, donde bandas de centenares de integrantes estabán atacando a los campesinos. Para ello se destinaron cuatro escuadrones de Caballería del ejército, que bajo el mando del Ministerio del Interior dieron cacería a los delincuentes organizados en el campo. En 1908 se funda la Escuela de Carabineros, que tendría por función preparar a los futuros integrantes de este “regimiento de carabineros”. En 1914 se creó un grupo especializado en el cuidado de los ferrocarriles, y en 1924 otro especializado en fronteras y aduana.

Dirección General de Policías.

En 1924, ya vistos los buenos resultados de los mandos centralizados, se decidió unificar a las policías fiscales, dejándolas bajo un solo control: la Dirección General de Policías, y estableciendo una especialización para sus integrantes. Para ello se crearon tres secciones: “Orden”, para hacer cumplir las leyes en las calles; “Seguridad”, para investigar delitos, e “Identificación”, para el otorgamiento de cédulas de identidad.

Carabineros de Chile.

Con la existencia de dos policías se desperdiciaban recursos y experiencias, por lo que el 27 de abril de 1927, cuando gobierna en forma interina el Ministro Coronel Carlos Ibáñez del Campo, se fusionan los policías fiscales, policías municipales y el cuerpo de Carabineros; pasando a llamarse “Carabineros de Chile”. El nombre hace referencia al arma usada en ese entonces, la carabina, y que es empleada en su insignia institucional. A finales de 1927 fue establecido legalmente su objetivo central: “Carabineros de Chile es una Institución de carácter militar, a cuyo cargo estarán, en todo el territorio de la República, el mantenimiento de la seguridad y el orden, y la vigilancia del cumplimiento de las leyes y demás disposiciones de carácter general”. La creación de Carabineros, sin embargo, es realizada en medio de las fuertes tensiones políticas de la época. Muchos consideran a Carabineros como un brazo armado de Ibáñez, en contra de su rival Arturo Alessandri. Desde sus inicios la institución debió mantener el orden público en las calles, lo cual al enfrentar la delincuencia le da prestigio, y más aún, aprecio en la ciudadanía. Pero también debía impedir las protestas ciudadanas, las marchas por las calles. Es un actuar contra personas que no son en esencia delincuentes, y por lo tanto eso los desprestigia, y peor aún, nace un rechazo a la institución. Al avanzar el siglo XX Carabineros de Chile se fue ganando otro prestigio, que los convierte en una de las actividades más respetables, su fuerte apego por la honestidad, en que de acuerdo a la percepción de la ciudadanía son insobornables.

Paulatinamente se fueron agregando y quitando funciones a Carabineros. Por ejemplo entre 1929 y 1931 estuvo a cargo de los presos en las cárceles.  Las actuales funciones son las siguientes:

  1. Preventivo (las rondas en las calles).
  2. Control de orden público (actuando bajo órdenes emanadas de tribunales)
  3. Educativo (campañas publicitarias y trabajo en escuelas)
  4. Servicio (desde informas la ubicación de un calle, hasta atender un parto, reemplazando a otros servicios públicos)
  5. Solidaridad Social (ayuda a víctimas)
  6. Integración Nacional (cuidado de las fronteras)
  7. Impacto Ambiental (cuidado de las naturaleza).

Las décadas recientes.

El prestigio de la Institución tuvo un fuerte golpe por su participación en el gobierno militar (1973-1990), en que su Director General participaba en la Junta de Gobierno. La aplicación de una serie de Estados de Sitio, en coordinación con el ejército, los llevó hacia 1989 a su más baja popularidad en la historia. El escaso respeto en los sectores marginales de la ciudad dio espacios para la introducción de actividades ilegales como el narcotráfico.

A principios del  siglo XXI Carabineros de Chile se encuentra bien posicionada en cuanto a prestigio, pero su lucha contra la delincuencia tiene un nuevo rival: la justicia garantista.